La Maestra Elba Esther en Acción

Por M. en D. Joaquín R. Benítez V.

“La educación es nuestro pasaporte para el futuro, porque el mañana pertenece a la gente que se prepara para el hoy”. Malcolm X (orador, ministro religioso y activista estadounidense).

Se dice que en política no hay casualidades, así que la liberación, frecuentes apariciones y el regreso de los bienes asegurados de la maestra Elba Esther Gordillo, no son un acto de justicia del Poder Judicial ni de benevolencia por parte del gobierno federal, por el contrario, todo parece indicar que se trata de una jugada política con la cual se pretende el control del SNTE por parte de la MORENA y la creación de nuevo partido político a fin a estos intereses.

Resulta asombroso que la Fiscalía General de la República (PGR), no haya podido acreditar los delitos por los cuales acusó a la maestra Gordillo, pero resulta más sorprendente que no la haya acusado por el origen de su cuantiosa fortuna, la cual se generó desde el SNTE y no de la supuesta herencia que el dejó su progenitora; aún más extraño y confuso es el hecho de que le regresen bienes asegurados cuyo dinero para adquirirlos es origen turbio.

Es evidente que la Elba Esther fue una perseguida política del sistema de Peña Nieto, de ese sistema al que apoyó para traicionar a su mentor Carlos Jonguitud Barrios; del sistema del cual se benefició para obtener su fortuna; de ese sistema que le permitió crear su partido político (Nueva Alianza) y con ello acceder a más recursos públicos; de ese sistema con el cual se alió para hacer caer en la mediocridad a la educación pública de México.

La reforma educativa peñanietista no se derrumbó con la liberación de Gordillo, sino con las acciones que le han permitido posicionarse a efecto de reclamar su lugar en el SNTE, lo cual ha sido auspiciado por López Obrador; se debe recordar que la reforma laboral en materia de los trabajadores de la educación, en parte era necesaria, ante el descontrol en la venta y herencia de plazas por parte de los sindicatos.

“La Maestra” ha mandado los mensajes claros de querer convertirse de nuevo en una actora política y en un factor de poder, por eso le urge recuperar el control del SNTE y castigar a quienes la traicionaron al interior del mismo, ello aprovechando la actitud timorata del gobierno federal, el cual se ve débil ante los sindicatos educativos, prueba de ello ha sido su incapacidad de controlar a la CNTE.

¿El posicionar a la maestra Gordillo será una estrategia para restarle poder a Andrés Manuel López Obrador durante su gobierno?, ¿fue López Obrador el artífice de la liberación y posicionamiento de “la maestra”, para ayudarlo a gobernar en el sector educativo?, ¿al final la frase de AMLO de “bienvenido el nieto de la maestra Elba Esther” es la punta visible de un acuerdo de las más altas esferas políticas del país?

¿Así como se vislumbra el “retorno de los brujos” con la maestra Elba Esther, qué otras sorpresas nos depara el próximo gobierno federal? Hasta el momento los agrios líderes sindicales como Carlos Romero Deschamps siguen al frente del gremio con el beneplácito de la nueva administración, ¿se respetará la autonomía sindical como pregona el gobierno?, de ser así, ¿se seguirá viendo a los líderes sindicales como Gordillo Morales (maestros), Romero Deschamps (petroleros), Flores Morales (ferrocarrileros), Fuentes del Villar (electricistas)?

Esa simulación de libertad sindical de la que habla el gobierno federal, es la que ha condenado a cientos de trabajadores al desempleo o a los salarios precarios, a la pérdida de derechos y al origen de líderes sindicales corruptos que han amasado fortunas al amparo de sus negociaciones con los gobernantes en turno; los claros ejemplos están en los anales de nuestra historia.

Las frecuentes apariciones de Gordillo Morales, pueden ser el retorno a las viejas prácticas del añejo, agrio y putrefacto sistema político-sindical de los años 60´s, 70´s y 80´s, en el que las condiciones laborales de millones de mexicanos se asemejaban a las del porfiriato, mismas que persisten hasta nuestros días, más o menos disfrazadas por el modelo neoliberal, ese que tanto ataca AMLO, pero que bien se ha servido de él.

El gobierno federal debe estar atento a los movimientos de “La Maestra” pues con toda la experiencia adquirida en las últimas décadas, bien se los puede chamaquear y más que la presente administración aún sigue aprendiendo a gobernar, quizá cuando le haya agarrado “el modo” pueden tener que lidiar con lo más putrefacto y pernicioso del sindicalismo charro que por años a estado presente en el SNTE y la CNTE.

_______________________

jbenitezv_nos@hotmail.com (comentarios y sugerencias)

Comments

comentarios