Definidos los Candidatos, Comienza Lucha por Conformar los Equipos

Ricardo Rojas Rodríguez*Zitácuaro.- El proceso electoral entró en una de sus etapas decisivas, con la definición de los candidatos a la presidencia municipal. En el caso del PAN y el PRI, sus procesos internos fueron rasposos, hubo fricciones, golpes bajos, ganadores y perdedores. Por el bien de sus propios partidos, deberán dejar los resentimientos atrás… aunque no es así de fácil.

Lo que sigue es una pausa de alrededor de un mes en la que los candidatos deberán de abstenerse de realizar propaganda electoral. Pero no se trata de sentarse a descansar, porque hay mucho trabajo que hacer.

Principalmente, intentar sanar las heridas de quienes resultaron perdedores, a fin de evitar que el rencor los orille a darle la espalda a su partido, a su candidato, y apoyar a los contrarios, a manera de venganza. No es un escenario descabellado. Al contrario, casi se ha convertido en una costumbre.

Además, los problemas no han terminado. Están en puerta una nueva batalla al interior de los partidos: la integración de las planillas, en el caso del PRD y el PRI. No será fácil, ya que están en juego las regidurías; principalmente las 2 primeras, cuyos abanderados entrarán al próximo gobierno, gane o pierda su candidato a la alcaldía.

Se trata como de sacarse la lotería, porque significa ganar un mínimo de 50 mil pesos mensuales, por 3 años, sin tener prácticamente que trabajar. Es decir, vivir como parásitos, a costa del presupuesto municipal. Claro que todos quieren eso, por eso es que participan en política.

Y en el caso de estos dos partidos, las cosas pueden ponerse violentas, ya que tienen reales posibilidades de ganar y los que se sienten con derecho a vivir sin trabajar son muchos. Tribus, pseudo líderes y dirigentes de sectores y organizaciones reales o ficticias, reclamarán un lugar.

En el PAN, aunque la planilla se conformó antes de la votación interna, la lógica política indica que el candidato Alberto Hope tendría que considerar hacer cambios, a fin de incluir a quienes fueron sus adversarios y ahora necesita como aliados. Eso sería sano, aunque depende mucho de él…

Los Protagonistas

Veamos algunos aspectos de los candidatos que contenderán por la presidencia municipal de Zitácuaro, para reemplazar la nefasta actual administración de Juan Carlos Campos Ponce:

Alberto Hope, PAN

Es arquitecto, egresado de la Universidad Michoacana, en 2006. Se dedica a su profesión, en la que ha logrado destacar. Está casado con Karla Cuevas, hija de un conocido comerciante en la ciudad.

Hope es panista de cuna. Su familia es de las que ha militado en Acción Nacional antes de que fuera una opción realmente ganadora, cuando era una oposición aguerrida, pero minoritaria, que pasaba casi desapercibida.

Sin embargo, Guillermo Alberto no tiene experiencia política. Su candidatura, él mismo lo declaró, obedeció a una reacción al ver que su partido era dominado por los mismos de siempre, que se repartían el cargo.

Esta molestia fue aprovechada por panistas que se sintieron relegados por el grupo de Alejandro Zúñiga, quien respaldó a la empresaria Rosa María Salinas. Por ejemplo, está el caso de Mirna Merlos Ayón, quien se había formado el objetivo de ser regidora.

Al ser relegada en la planilla de Salinas a una posición que no le garantizaba entrar a la próxima administración, fue de las principales impulsoras de Hope y se aseguró la primera posición. Logró su objetivo, si no es que el candidato decide otra cosa.

Hacia el exterior, Hope es poco conocido. Tiene mucho que hacer, si en realidad tiene la intención de ser un candidato competitivo. Aunque el PAN tiene un voto duro importante, éste no alcanza para ganar una elección, así que necesita mucho, mucho trabajo.

Debe de estar consciente de que estará prácticamente solo, y deberá invertir sus propios recursos. Y es que los panistas ya no son como los de antes: no les gusta hacer campaña y prácticamente ninguno trabaja si no le dan nada a cambio. Otro aspecto negativo es que la estructura, en el municipio, es prácticamente nula.

Juan Carlos Orihuela, PRI

Finalmente, tras mucho forcejeo, el diputado Juan Carlos Orihuela Tello fue nombrado candidato del PRI. Se salió con la suya tal vez por ser el sobrino del abanderado a la gubernatura, Chon, o por su insistencia, o por temor a que cumpliera sus amenazas y complicara el escenario a su partido, en el municipio.

Creemos que el aspecto familiar pesó mucho: cabe recordar que El Pollo es hijo de Nacho Orihuela, hermano de Chon, y que entre ambos hay una relación muy fuerte de respeto y admiración. El dejar fuera a Juan Carlos quizá hubiera provocado un rompimiento entre los dos.

La cuestión es que al final, los demás aspirantes, los grupos y la estructura priista que no respaldaba (no respalda) al Pollo tuvieron que doblar las manos; incluido el alcalde Juan Carlos Campos Ponce, enemigo declarado de los Orihuela, y quien con su propio candidato, presumía tener el poder suficiente para imponerlo. No lo logró.

Aparentemente, la dirigencia del PRI otorgaría algunas posiciones al alcalde y a su precandidato, Leopoldo Martínez, a cambio de su “declinación”. Se habla de que Campos Ponce tendrá derecho de nombrar al primer regidor, y que Martínez ocuparía la segunda posición. Ambos con la seguridad de entrar a la próxima administración, pase lo que pase.

Basta ver si Orihuela Tello honra este compromiso. Además, también tendría que incluir a otros grupos, como el de Cenobio Contreras, cuyo hijo, Amado, se quedó en el camino. Al parecer, le ofrecieron la sindicatura, pero habría dicho que no.

Si el Pollo es inteligente, se dará cuenta de que debe de congraciarse con Cenobio, porque si bien presumía de tener el apoyo “de las bases”, de “todos los priistas”, lo cierto es que no. Sus seguidores eran ruidosos y decididos, pero ellos solos no son suficientes para ganar una elección.

Por otro lado, está el asunto del alcalde Campos. Si bien en la Convención de este viernes, en la que Orihuela recibió su constancia de mayoría, privó la clásica hipocresía priista, la relación con el presidente es tensa.

En el discurso, el Pollo hizo un reconocimiento a la labor del edil y afirmó que su trabajo “ha sido favorable”, lo cierto es que será difícil hacer a un lado las burlas y amenazas que Campos Ponce ha hecho de él y su familia.

Claro que tampoco el presidente ha cambiado de idea, aunque ahora aparezca como fiel admirador de Juan Carlos Orihuela. Campos está tan mareado por el poder y se siente amo y señor del municipio, que no va a doblar las manos tan fácilmente, aunque de dientes para afuera ahora se haya convertido en aliado del candidato de su partido.

El aún diputado deberá de tener mucho cuidado de compartir escenarios con el alcalde y mostrarse como su amigo y aliado, porque Campos Ponce está tan desprestigiado y es tan repudiado, que su cercanía le puede resultar contraproducente.

Hay, además, otros problemas: La hipocresía es tan evidente, que al propio Pollo le será difícil distinguir quien realmente está con él y quien no, más allá de su cerrado grupo de aliados.

Y, por otro lado, está el tema de los priistas que se han ido a apoyar y trabajar con el candidato del PRD, Carlos Herrera Tello. Esta situación ya había comenzado desde antes del pleito interno de la elección.

Ahora, si no hay una motivación para aquellos priistas que quedaron inconformes con el nombramiento del candidato, la desbandada podría aumentar. No sólo hacia el PRD, sino hacia otras opciones políticas.

Tal como en el caso de Hope, será interesante ver cuál es la estrategia que seguirá el Pollo. Veremos si es tan humilde, como dijo en su discurso de la convención. Si suma a quienes no fueron sus aliados o si siente que se basta solo para llegar a la presidencia…

El espacio se termina. Así que continuaremos en la próxima entrega este ejercicio de opinar acerca de los candidatos y como llegan al inicio de la contienda. No sólo está pendiente Carlos Herrera, del PRD, sino también los otros, de los que poco se habla: Emma Rivera, de Morena; Martín Reigosa, del PT, y el independiente, Abel Osorio…

Comments

comentarios

1 Comentario

  1. de nueva cuenta se van de paseo al extranjero los rateros del ayuntamiento a gastar el dinero del pueblo.

Comments are closed.