Denuncian Penalmente a Fiscal Regional en su Dependencia

Zitácuaro. – El fiscal Regional de Zitácuaro fue denunciado penalmente, en su misma dependencia, por el delito de asociación delictuosa. Los hechos derivan de la presunta acusación que el funcionario hizo en contra de un ciudadano a quien quiso culpar del linchamiento de 4 personas, ocurrido el año pasado en Francisco Serrato.

La persona acusada tuvo que entregar 250 mil pesos que supuestamente fueron entregados al fiscal para que “solucionara” la acusación. En este tema también están involucrados un abogado particular, propuesto por las mismas autoridades, para que fungiera como intermediario e hiciera llegar los recursos a los servidores públicos.

También se señala a la directora de Averiguaciones Previas, a un agente del Ministerio Público y a un policía ministerial. Como prueba de las acusaciones, además de testimonios de los afectados, se anexaron audios de las reuniones sostenidas con el abogado y el propio fiscal, para armar la trama.

El caso del linchamiento en la tenencia indígena de Francisco Serrato, en noviembre del año pasado, causó conmoción a nivel nacional, ya que era un hecho sin precedentes en la región.

Supuestamente, habitantes de Francisco Serrato detuvieron a 4 personas originarias del Estado de México que habían acudido a la comunidad, presuntamente a robar y habían raptado a una niña.

De acuerdo a la versión oficial, los habitantes de esa tenencia, auxiliados por los de la Crescencio Morales, también asentamiento indígena, detuvieron a los acusados. Luego los golpearon, los mataron y los incineraron.

Aunque se prometió una investigación que llegara hasta el fondo, a la fecha, a 9 meses no se sabe nada. Nadie ha sido castigado por los hechos. Aunque se presume que los jefes de tenencia de ambas localidades participaron, de acuerdo a las grabaciones a las que se hace referencia en la denuncia contra el fiscal, éstos fueron “protegidos”.

Lo anterior, debido a que tienen nexos políticos con el gobernador y se les había dado un trato especial. Aparentemente, los detenidos iniciales señalaron al ciudadano como único participante en el linchamiento, para que las investigaciones en contra de aquellos fueran archivadas.

Tras armar la investigación para condenar a un único chivo expiatorio de los hechos, una empleada de la Fiscalía Regional se acercó a la familia del acusado para ofrecerles ayuda para “solucionar” el problema.

Para ello, les dijo que necesitaban 250 mil pesos para entregarlos al fiscal y la acusación en contra de su familiar se echaría abajo en 15 días. Además, les recomendó al abogado particular para que actuara como intermediario “para efectos legales”.

Al ver que tenían en su contra a las mismas autoridades encargadas de procurar justicia, la familia reunió 150 mil pesos y los entregó al licenciado. Esto serviría para detener la investigación y al final entregaría los 100 mil restantes.

Sin embargo, pasado el tiempo, las cosas seguían igual. El abogado se apareció y les inventó que una de sus hermanas había hablado de lo que iban a hacer y el fiscal se había enojado. Ahora, exigía los 100 mil restantes o no haría nada.

Con sacrificios se reunió el dinero que exigía el abogado, se le entregó afuera de las oficinas de la Fiscalía Regional. El profesionista entró con una bolsa con los billetes y salió sin nada. Pero nunca se arregló nada. El primer dinero se entregó el 5 de febrero de este año y, hasta le fecha, su familiar sigue acusado de ser el único acusado del linchamiento.

Todo lo que se relata está hablado por los protagonistas de los hechos en los audios, en donde se señala a políticos como el propio gobernador, quienes supuestamente protegieron a los jefes de tenencia.

Con estas evidencias, se espera que la Fiscalía Regional proceda a investigar a su propio titular, por las acusaciones directas en su contra y se castigue a los responsables.

Comments

comentarios