La Transparencia Inexistente en el Ayuntamiento de Zitácuaro

Ricardo Rojas

Zitácuaro, Michoacán.- Zitácuaro tiene un reconocimiento nacional por la transparencia con la que (supuestamente) maneja su administración municipal. Esto sería motivo de orgullo para los habitantes de esta ciudad… Si fuera cierto. Pero no.

Si Zitácuaro es campeón en algo es en disfrazar cifras y ocultar datos, mientras aparenta una transparencia que no existe. Esto es fácil de comprobar. Por ejemplo, ¿conoce usted el programa de obras de este año?

¿Sabemos en donde se ejecutan, cuánto cuestan? La respuesta es no. ¿Sabe usted cuántos programas se realizan, con qué inversión y quiénes son los beneficiados? No. Todo ello es información de oficio; es decir, que las autoridades deben de publicar a fuerzas, por ley.

El Ayuntamiento de Zitácuaro tiene una amplia sección de transparencia en donde abundan datos… que no dicen nada. O se construye una amplia red de hiperenlaces o se escriben con un lenguaje que nadie entiende.

Pero, ellos cumplen con publicar, aunque no informen nada. Y por eso piensan que merecen un premio. De acuerdo con la ley, los ciudadanos tienen el derecho de preguntar cualquier duda que tengan sobre el manejo de recursos, de programas, de beneficiarios. Y la autoridad tiene la obligación de responder.

Afortunadamente, hay un grupo de zitacuarenses inquietos que cuestionan constantemente a las autoridades municipales, vía la plataforma del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

Esta plataforma, hace unos dos años, se nos vendió a los ciudadanos como una panacea. Se dijo que iba a ser una herramienta por la que las autoridades iban a ser obligadas a responder cualquier duda relacionada con su función pública. Pero no.

Desafortunadamente, los ciudadanos zitacuarenses que han cuestionado a la autoridad municipal reciben sólo evasivas, números, citas de artículos de las leyes aplicables… Pero poca o ninguna respuesta.

Si se pregunta del sueldo del presidente, se responde que eso ya se publicó en la página de transparencia del Ayuntamiento. Así, en lugar de dar los datos que se piden, se incluye un enlace a una supuesta página web en donde está la información.

Pero ¿qué creen? Ese enlace no sirve. O está roto, o conduce a ningún lado. Así, aunque supuestamente la duda ha sido respondida, en los hechos esto no ha sucedido.

Cuando se pregunta sobre la nómina. La respuesta es que no se puede informar porque hay datos personales en esa documentación. O sea, la respuesta es no.

Si se pregunta sobre obras e inversiones, nuevamente se utiliza el recurso de decir que eso ya está publicado en la página de transparencia del Ayuntamiento. Y se vuelve a incluir un enlace que no sirve.

No. La transparencia de la que tanto presume el Ayuntamiento de Zitácuaro no existe. Peor que eso, es una burla para los ciudadanos…

Cuatro Cárteles

No. No son dos los cárteles que pelean por el control del estado. Son cuatro, y están reconocidos por la propia Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán. El titular de la dependencia, Israel Patrón Reyes, con tanta tranquilidad como si se tratara de algo normal.

Inclusive, quizá para que no nos preocupáramos, dijo que no hay un cártel que domine en la entidad y que cada uno domina determinadas zonas de la entidad. Es decir, para él está bien. Hay muchos criminales pero no pasa nada.

Los cárteles que tienen presencia en Michoacán, según el encargado de la seguridad en el estado, son: El Cártel Jalisco Nueva Generación, Los Viagra, Templarios Nueva Generación y Generación Morelia.

Explicó que las zonas en las que tienen presencia son: Morelia, Uruapan, Lázaro Cárdenas, Apatzingán, Zamora y Jiquilpan. Y la pugna por territorios es lo que ha dejado al estado un baño de sangre.

La tranquilidad como el secretario de Seguridad Pública explica la problemática de la criminalidad en el estado parece increíble. Inclusive, al hacerlo trata de minimizar el problema, para hacer creer que todo está bajo control, que no pasa nada.

Pero el problema es, precisamente, la invasión de criminales que imponen su voluntad en determinadas zonas del estado y que luchan por expandirse cada vez más. Esto, mientras las autoridades se convierten en cronistas de los hechos, sin hacer nada para evitarlo.

La pregunta es: Si el secretario de Seguridad Pública sabe cuántas organizaciones delictivas hay en Michoacán y en donde opera cada una, ¿por qué no hace nada para combatirlas?

Y, mientras, las autoridades estatales sólo ven cómo un día sí y otro también, Michoacán amanece bañado de sangre, por los asesinatos que cada vez son más comunes. Ya ni se molestan en hacer algo para evitarlo… Mal. Muy mal.

O Federalización de la Educación o más Impuestos

Aunque es prácticamente un hecho el que el gobierno federal se haga cargo de la nómina estatal, como lo prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador, el tesorero estatal, Carlos Maldonado Mendoza ya nos la sentenció a los michoacanos:

Si el gobierno federal no se hace cargo de la nómina del magisterio, se crearán más impuestos para generar recursos para pagarles a los profesores michoacanos. Es decir, si no es Andrés Manuel serán los ciudadanos del estado los que paguen los platos rotos.

Como diría el clásico guanajuatense: ¿Y nosotros por qué? El problema de la nómina y los millonarios adeudos fueron generados por políticas equivocadas de los últimos gobiernos michoacanos.

No sólo eso, sino que en ocasiones se hacía uso de la entrega de bonos o prebendas a los maestros para cooptarlos política y electoralmente. Se hizo con el recurso de la educación lo que se quiso.

Eso generó este problema que ahora se ha salido de control. Silvano la ha apostado todo a la federalización. Utilizó la coyuntura del cambio del gobierno federal para deshacerse del problema.

Y si no se puede, entonces el plan B indicaría que, vía impuestos, los ciudadanos tendremos que poner los 5 mil millones de pesos anuales que se necesitan para pagarles a los maestros.

La excusa de Maldonado es que Michoacán es de los estados que menos impuestos paga. Pero lo que no dice es que también es de las entidades más atrasadas, que se generan menos recursos y con los salarios más bajos.

El imponer impuestos con la excusa de que se necesita dinero para cubrir los boquetes económicos será un motivo de descontento e inestabilidad. ¿De verdad, con la poca credibilidad del gobierno del estado, se aventarán esta puntada?

PRD, Fuera de la Competencia

Las encuestas que últimamente se han hecho respecto a la carrera para el 2021 muestras, en lo general, una amplia mayoría morenista en la mayor parte de las entidades (con excepción de Guanajuato) y un lejano segundo lugar peleado a veces por el PRI y en ocasiones por el PAN.

Una de las últimas encuestas aplicadas en Michoacán muestra un fenómeno curioso: el PRD no figura. Es decir, recibiría tan pocos votos que no aparece como un partido competitivo. Por el contrario, se le incluye en la categoría de “otros”.

Y aunque Silvano Aureoles, el gobernador “perredista” tiene aún el control del estado, de los programas sociales, del presupuesto y trata, con ello, de ganar simpatías para su partido, no lo ha logrado.

Si las tendencias se mantienen así, el 2021 sería la tumba para el PRD en Michoacán. No sólo perdería la única gubernatura que mantiene en todo México, sino que se quedaría prácticamente con las manos vacías.

Esto, a pesar de las declaraciones de Silvano y del dirigente estatal del PRD, en el sentido de que conservarán la gubernatura y que irán por todo en 2021. Eso quizá no va a pasar. Y ellos lo saben, pero es claro que no van a reconocer que el partido se les escapa de las manos.

Inclusive, los panistas, que tuvieron una reunión estatal hace unos días, señalan que si hacen alianza con el PRD, otra vez, en 2021, ellos pedirán encabezar la fórmula por la gubernatura. Así las cosas…

Comments

comentarios