¿Quien Mueve los Hilos de la Presidencia?

Por Ricardo Rojas

Zitácuaro, Michoacán.- Un ejemplo de quién manda en realidad en la presidencia municipal de Zitácuaro fue la designación del orador oficial del acto con el que se conmemoró el inicio de la Revolución Mexicana. Resulta que el discurso estuvo a cargo de Hugo Raya, mano derecha de Carlos Herrera Tello para los negocios relacionados con las obras.

En lugar de un historiador, un profesional con conocimientos en la Revolución, que aportara algo nuevo y un mensaje importante respecto al movimiento armado de 1910, se designó a alguien que ni idea tiene de ello.

Raya es de las personas a las que se les tiene que escribir el discurso, porque no tienen capacidad para ello. Cuando estuvo a cargo de las obras públicas de Zitácuaro, en la primera administración municipal de Herrera Tello, demostró no tener nada de sensibilidad para con los ciudadanos.,

Su especialidad era negociar con los constructores y sacarles el mejor provecho posible a las millonarias inversiones que recibió Zitácuaro y que se evaporaron en unas cuantas obras, de las que se duda su utilidad y calidad.

Ahora, Raya hace lo mismo, pero a nivel estatal, porque también está en el gabinete del gobernador Silvano Aureoles, a donde llegó gracias a los dividendos que le dejó al alcalde Herrera, de quien ha sido subordinado en sus empresas constructoras.

Pero, ¿para qué designarlo orador de uno de los eventos que tiene más o menos relevancia histórica para los zitacuarenses, si de historia y civismo no sabe nada? Obvio: para que utilizara el evento para alabar al gobernador.

Así, en lugar de una reflexión sobre los valores de la Revolución que deberíamos de retomar, Raya nos recetó lo siguiente:

“Durante los últimos cuatro años, el gobernador Silvano Aureoles Conejo, no ha dejado de trabajar, para que las circunstancias cambien a favor de toda la población, nos enfocamos en su atención, sin importar orígenes partidistas, colores o ideología”.

Creemos que mientras leía estas palabras, por dentro le ganaba la risa porque seguramente ni él se cree que el gobernador trabaja-para-que-las-circunstancias-cambien-a-favor-de-la-población.

En lugar de un discurso, más bien lo que se hizo fue utilizar un evento histórico que debe de tratarse con seriedad en un acto de propaganda para el gobierno del que él es parte. Y por eso es que cada vez menos gente acude a los actos cívicos, porque los mensajes están repletos de demagogia y mentiras.

La designación de Hugo Raya como orador oficial del acto revolucionario, estamos seguros, no hubiera sido una elección del alcalde sustituto Hugo Alberto Hernández Suárez. Y es que, si bien Raya es su compañero de grupo político, no hay mucha cercanía entre ambos, como se comprobó cuando el hoy munícipe fue contralor.

En tal cargo le tocó fiscalizar el trabajo de Raya, hacerle señalamientos y observaciones, por las múltiples deficiencias que cometió como director de obras. Entonces, ¿de dónde vino la instrucción para que el funcionario estatal fuera el orador?

No fue del alcalde en funciones, sino de Carlos Herrera, quien tercamente sigue sin soltar los hilos de la presidencia municipal que él mismo decidió dejar de lado. Y la designación de Hugo Raya como orador, que para muchos pudo pasar desapercibido, lo demuestra.

Eso es malo para nosotros, como ciudadanos, porque muestra lo que hemos señalado desde hace tiempo: que Hugo Alberto tiene que tratar de gobernar, pero siempre con la sombra de Herrera detrás suyo.

El ego de Carlos Herrera es tal que, a pesar de estar en un buen cargo, que le facilita los reflectores que se han convertido en su vicio, no deja de mangonear y manipular el Ayuntamiento de Zitácuaro. Se supone que dejó en el cargo a una persona en la que confía. Y, sin embargo, no deja de imponer su voluntad y sus caprichos, desde Morelia.

Así las cosas, problema es que, desde la capital del estado, ni idea tiene de lo que sucede en el municipio de Zitácuaro. Pero, de todos modos, ni hace ni deja hacer, y los amolados con esta situación somos los ciudadanos.

Insistimos, es necesario de Hugo Alberto se libere del yugo en el que lo ha puesto el alcalde con licencia, si en verdad le interesa hacer algo por el municipio. De otra forma, como sucede hasta el momento, no puede tomar decisiones propias, formar su equipo de trabajo, con gente de su confianza, y dar resultados. Mal…

Becas

El programa de becas municipales era uno de los más importantes, por el impacto social que tenía en los estudiantes de escasos recursos. Era un apoyo muy pequeño, sí. 200 o 300 pesos durante 10 meses de año.

Para muchos, esta cantidad puede ser insignificante, pero para un niño que carece de todo (como hay muchos, desafortunadamente, en el municipio) es una pequeña fortuna con la que puede comprar útiles o prendas.

Desde que Herrera inició su segundo mandato municipal -ya despojado de toda sensibilidad e interés por quedar bien con los ciudadanos, muchos de los cuales le dieron la espalda en la elección-, eliminó las becas.

Primero, porque como inició su período el septiembre de 2018, cuando el presupuesto anual (que él mismo manejó) se había terminado. Luego, porque con el inicio de la nueva administración federal, el dinero se distribuyó de otra forma y el gobernador ya no le dio.

La cuestión es que se da prioridad a cosas que no tienen la misma importancia (como la millonaria inversión que cada año se hace en la feria y que no se recupera) que a las becas que benefician a los pequeños de escasos recursos.

Pero es que, en una respuesta oficial del Ayuntamiento a una solicitud de información, se asegura, desde ya, que el próximo año tampoco habrá presupuesto. Lo curioso es, ¿cómo saben que no habrá dinero el próximo año para financiar un programa como este?

Ello, porque recién se aprobó el presupuesto federal y todavía se desconoce cuánto dinero recibirá el municipio. Aunque, de entrada, ya se aseveró que los municipios recibirán un poco más de lo que se les dio en este 2019.

Así que, aunque haya más dinero y se pudiera canalizar algo para becas, ya se declaró, a priori, que el programa de apoyos escolares ya está cancelado. ¿Es que quizá no se considera prioritaria ya la educación en el Ayuntamiento? Qué mala onda…

Dinero y Dinero Para la Policía

Por cierto, al escarbar un poco en los gastos de viáticos que hizo la presidencia en el segundo trimestre del año (abril-junio de 2019) encontramos que en ese período se gastaron 83 mil 950 pesos en pagar traslados de policías a la capital del estado. Al menos, eso es lo que se argumenta.

Ese recurso sirvió, según el informe, para trasladar a 170 policías a Morelia para que presentaran su examen de evaluación de confianza. Es decir, que se analizara si los elementos son dignos de tener a su cargo la seguridad de la población o no.

Fueron, en esos 3 meses siete viajes que realizaron los policías a la capital. Lo menos que se gastó en uno de esos traslados fueron 5 mil 836 pesos. El más caro fue de 19 mil 455 pesos.

Cada gasto fue justificado con una lista de supuestos policías que iban a la evaluación. Lo curioso es que a veces el gasto del dinero se justificaba con una factura de un hotel en donde se supone que se hospedaron durante dos días.

Pero en otras ocasiones, el comprobante era una factura de una persona física, que como concepto señalaba que dio desayunos y lonches a los policías. Es raro que algunos se hayan hospedado, sin pagarles alimentos y a otros sólo se les dio de comer, pero no un lugar dónde dormir.

Al menos es sospechoso el hecho de que no se aclare bien cómo se gastó el dinero y sólo se hayan conseguido facturas para justificar. Es decir, tampoco hubo un informe de los resultados de los exámenes que, se supone, presentaron 170 policías.

Y tampoco se erogó nada por concepto de las evaluaciones de control de confianza que, tenemos entendido, tienen un costo. Son esos detalles los que nos hacen sospechar que el dinero pudo haberse utilizado con otros fines…

Posdata: La vida son preguntas, promesas y esperanzas. Un camino nuevo que algún día se terminará y nos llevará a nuestro destino. La vida es una noche estrellada, con tantas historias por escribir.

La vida es un barco que no controlas, a pesar de que sientas que tienes el control, en el que cada puerto te ofrece una posibilidad de volver a comenzar, sin importar que tan viejo, triste o cansado creas que estés.

Comments

comentarios