Descubren Segundo Asesinato Relacionado con los Santuarios de las Monarcas

Ocampo, Michoacán.- Un segundo trabajador en el famoso santuario de mariposas monarcas de México fue encontrado asesinado, lo que generó la preocupación de que los defensores de una de las especies más emblemáticas de México estén siendo asesinados impunemente.

El cuerpo de Raúl Hernández Romero, un guía turístico a tiempo parcial, fue encontrado el sábado, mostrando lesiones posiblemente infligidas por un objeto afilado, según los fiscales en el estado occidental de Michoacán.

Hernández había sido reportado como desaparecido el 27 de enero en la ciudad de Angangueo, en el corazón de la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, protegida por el gobierno federal, un sitio del patrimonio mundial de la Unesco a unos 180 km al oeste de la Ciudad de México .

Su muerte se produjo pocos días después de que el cuerpo de Homero Gómez González, que administraba la reserva de mariposas monarcas de El Rosario, fuera descubierto flotando en un pozo con una herida en la cabeza . Gómez González había sido reportado como desaparecido dos semanas antes.

Funcionarios del estado de Michoacán dijeron que no estaban seguros de si las dos muertes estaban relacionadas, o relacionadas con el trabajo de los hombres en la reserva de mariposas.

El estado ha visto una creciente ola de violencia en los últimos años, y la región alrededor de la reserva de la mariposa monarca ha estado plagada de tala ilegal, a pesar de la prohibición impuesta para proteger a las monarcas, que pasan el invierno en las colinas cubiertas de pinos y abetos.

También se realiza una tala ilegal para permitir la plantación de huertos de aguacate, uno de los cultivos más lucrativos de México y una parte importante de la economía de Michoacán.

Las muertes nuevamente llamaron la atención sobre la inquietante tendencia en México de que los defensores ambientales son asesinados cuando entran en conflicto con desarrolladores o grupos criminales locales, que a menudo tienen protección política y policial.

Comments

comentarios