Exigen Justicia Vecinos de El Aguacate con Marcha y Protesta

Zitácuaro, Michoacán.-Al grito de “justicia”, “justicia”, vecinos de la encargatura del orden de El Aguacate marcharon por la avenida Revolución y realizaron un plantón para demandar la destitución de la titular de su comunidad. Además, la reparación de los daños económicos de los afectados por la represión policíaca sufrida.

Aunque han pasado dos semanas de los hechos, en los que la Policía Michoacán golpeó y baleó a un grupo de ciudadanos de la comunidad para, supuestamente, aplacar un pleito, los ánimos no se han calmado.

Por el contrario, cada día que pasa sin que se investiguen a fondo los hechos y se castigue a los culpables, la indignación crece en El Aguacate, comunidad que anteriormente fue un bastión de votos para el alcalde con licencia, Carlos Herrera.

Ahora, el rechazo no sólo es en contra de la encargada del orden, Socorro de la Cruz Ramírez, sino también contra Carlos Herrera. Así lo decía una de las cartulinas que los inconformes llevaban:

“Herrera y Socorro. Fuera, no los queremos”.

Y, precisamente, la destitución de la encargada del orden es una de las demandas principales de los inconformes. Pero no sólo eso. Exigen una investigación a fondo de la actuación de los elementos policíacos y castigo a los responsables.

También la reparación del daño económico a los ciudadanos que resultaron heridos de bala, supuestamente por las armas de los policías, y que tuvieron que ser sometidos a caras operaciones que no han podido liquidar.

Ante esos hechos, el Ayuntamiento pretende ignorar lo que pasó y ni siquiera se refiere al caso. Tampoco ha hecho nada por investigar la actuación policíaca y, mucho menos, auxiliar a los heridos.

Por ello fue que los habitantes de El Aguacate decidieron salir de su comunidad y alzar la voz en la cabecera municipal. Llegaron a las puertas de la Presidencia, en donde pretendían hablar con el alcalde Hugo Alberto Hernández.

Sin embargo, fueron atendidos por el secretario del Ayuntamiento, Carlos Hurtado, quien sólo recibió a una comisión y negó el acceso a la prensa. Los afectados esperaban que de esta plática se desprendieran soluciones a sus exigencias. Pero otros, la mayoría, no estaban tan convencidos.

Comments

comentarios