Se “Cuelga” Rosario Jasso, Titular del DIF, de Marcha Feminista

Zitácuaro, Michoacán.- A la marcha del viernes 6 de marzo, que pretendió representar a todas las mujeres de Zitácuaro, cansadas de tanto maltrato y condiciones injustas, le faltó precisamente eso: la presencia de féminas. Por el contrario, destacó la actitud protagonista de la presidenta del DIF, Rosario Jasso Briseño, quien “encabezó” el evento.

Fue un contingente numeroso, sí. Y ruidoso, también. Pero la gran mayoría de las féminas de la sociedad civil estuvieron ausentes de lo que pretendía ser un grito, una llamada de atención ante el machismo zitacuarense.

Una gran mayoría de los asistentes fueron jóvenes estudiantes de preparatoria y licenciatura de algunas instituciones educativas del municipio. Si no hubiera sido por ellas, la marcha se hubiera visto totalmente desairada.

Fueron ellas las que pusieron el ruido, las consignas, las risas y los bailes que de vez en vez alguna realizaba. Lo demás fue sólo un evento oficialista, encabezado por funcionarias municipales.

A diferencia de otras ciudades, en donde son las organizaciones de la sociedad civil las que llevan la batuta del movimiento feminista, en Zitácuaro o no existen o no quisieron participar en el evento oficialista.

Y es que, de acuerdo a comentarios de algunos que presenciaron el evento: ¿No se supone que las mujeres protestas, precisamente por las políticas oficiales hacia ellas? ¿Por qué la presidenta del DIF encabeza esta marcha? Pues así fue.

Entre las instituciones educativas que aportaron contingentes de estudiantes para esta marcha estuvieron la preparatoria José María Morelos y el Instituto Univesitario que lleva el mismo nombre.

También el Conalep-Zitácuaro, el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación, la Universidad Pedagógica Nacional y algunas organizaciones como Mujeres Emprendedoras y Unidas por un Mundo Mejor.

Sin la participación de estudiantes de bachillerato y licenciaturas, la marcha no hubiera tenido asistencia

Entre las consignas que se imprimieron o escribieron en mantas y cartulinas, se podía leer: “Estás preciosa cuando luchas por tus derechos”. “Con ropa o sin ropa, mi cuerpo no se toca”.

Además: “La paz no es algo que deseas, es algo que haces”. “Mi cuerpo no quiere tu opinión”. Y, sobre todo, un llamado a la no violencia y el respeto hacia los derechos de las mujeres.

Comments

comentarios