Están Zitacuarenses Indiferentes Ante Inminencia del Coronavirus

Zitácuaro, Michoacán.- De la compra masiva de despensa de algunas familias zitacuarenses, hasta la indiferencia de la mayoría, y la cancelación de eventos públicos de las autoridades y clases de las escuelas. Así es como Zitácuaro está a la espera de la llegada del coronavirus a la región, al estado, lo cual hasta este día no se ha dado.

El fin de semana, y gracias a que fue quincena, las tiendas de autoservicio se vieron saturadas de compradores que llevaron los más alimentos posibles, así como jabones y gel antibacterial. Aunque las existencias no se agotaron, hubo empujones y hasta molestias.

Por ejemplo, en la farmacia Regia de la avenida Revolución, una mujer se molestó y hasta le gritó a la empleada de la zona de medicamentos, porque se negó a venderle más de 5 cubrebocas. Y es que la tienda implementó esa política de dosificación, para poder repartir en el mayor número de familias posibles.

La Indiferencia

Si bien hay quienes procuran abastecerse de despensa para un posible aislamiento, en caso de ser necesario, la mayoría está indiferente. En lo general, las personas parecen ignorar las medidas que las autoridades insisten en implementar.

Hasta el martes, las calles lucías más o menos igual: con gente en todos los comercios, con tiendas abiertas; inclusive, el tráfico era el normal de un día cualquiera, como si no se hubieran comenzado a implementar medidas para que la gente se cuide del contacto directo.

Sin Clases

Lo que sí cambió fue la asistencia a las escuelas. Michoacán se adelantó, junto con otras 7 entidades a cancelar las clases desde esta semana, aunque la medida oficial era hacerlo hasta el 20 de marzo.

Así que este martes, cuando las clases se reanudaban luego del fin de semana largo, ya no hubo regreso para los estudiantes de nivel básico. Esto sí provocó un alivio en la circulación vehicular de las mañanas, pues ya no había padres con prisa de llegar a tiempo a las escuelas.

Cancelan el Evento de la Presa y Otros más

Debido a las medidas tomadas por el gobierno del estado, el Ayuntamiento anunció, el pasado lunes, también acciones extraordinarias para evitar concentraciones de personas. De tal forma que, definitivamente, se canceló el festival de la presa de El Bosque, que se hace cada Semana Santa, y que congrega a miles de vacacionistas.

También se pospuso el desfile de la primavera, que se realizaría el 20 de marzo. De la misma forma, se cancelaron eventos como los jueves de Rodada y de Danzón. Las vacaciones en las guarderías del DIF también se adelantaron para esta semana.

Pero no sólo eso. También se cancelaron las clases del DIF y de la Casona y la Escuela de Iniciación Artística, así como los eventos dominicales que a veces se llevan a cabo en la plaza principal.

Es decir, se cancela todo evento que congregue personas, excepto del cobro del Impuesto Predial, que también reúne a numerosos ciudadanos en la esquina de la Presidencia de Ocampo y Doctor Emilio García, pero eso le deja dinero al Ayuntamiento.

Las medidas se implementan mientras que Michoacán es uno de los 3 estados que hasta el día martes todavía no presentaba ningún caso de coronavirus. Sin embargo, se espera que cuando se entre en la fase 2, de contagios locales, también se registren algunos en esta región.

Así que mientras las autoridades cancelan todo lo cancelable y algunas familias toman las cosas en serio, la mayoría están indiferentes, como si el Covid-19 fuera algo lejano que nunca llegará…

Comments

comentarios