No Adoptan Comerciantes del Centro Medidas de Contingencia

Zitácuaro, Michoacán.- Ni sana distancia, ni medidas de prevención, como colocación de gel antibacterial, ni uso de guantes y mascarilla. Nada de eso realizan los locatarios del mercado Melchor Ocampo y los comerciantes ambulantes, en su gran mayoría, a pesar de la contingencia.

En su mayoría, el comercio en el centro de la ciudad funciona como si el virus del Dovid-19 no hubiera llegado a México, ni a Michoacán, y si no hubiera riesgo de que la pandemia del mundo nos alcance en cualquier momento.

De hecho, no es sólo un problema de los comerciantes, sino también de los ciudadanos. Aunque hay pocos que llevan mascarillas, la mayoría no toma medidas de prevención. Personas de la tercera edad y niños, que son los grupos más sensibles, acuden al mercado y los establecimientos del centro, sin precaución aparente.

Como parte de las acciones que implementa para proteger a la población, el Ayuntamiento envió una circular a los comerciantes, en la que se les invita a tomar medidas de precaución, a fin de evitar infectarse de coronavirus y cuidar también a sus clientes.

Pero el documento fue como una llamada a misa. Una misa a la que nadie quiso ir. Sí hay comercios que tienen su gel antibacterial disponible, para uso propio y de sus clientes, pero son muy pocos.

En su mayoría, las actividades transcurren de forma normal, como un día cualquiera de un mes y un año cualquiera, menos de la época en la que el coronavirus invadió el mundo y se ensañó hasta con los países más ricos.

Carestía

Uno de los factores por lo que se ha desoído la recomendación de contar con gel antibacterial, señaló un comerciante, es el alto costo que ha alcanzado este producto, considerado ahora de primerísima necesidad.

Ahora, un frasco vale 150 pesos, precio que muchos comerciantes consideran alto y que les afectaría en sus ganancias diarias. Pero el alza no sólo es en este producto. Otros más, de primera necesidad, también han comenzado a aumentar sin razón: el huevo y el frijol. Lo cierto es que, en el centro de la ciudad, el coronavirus pareciera no existir.

Comments

comentarios