Acusan a Policías Ministeriales de Extorsionar a Automovilistas

Zitácuaro, Michoacán. – Elementos de la Policía Ministerial en Zitácuaro han sido acusados de extorsionar a automovilistas, a quienes acusan, sin fundamento, que su vehículo tiene reporte de robo, con el fin de obtener dinero a cambio de “echarle la mano”.

Aunque se han hablado que ha habido al menos una media docena de estos casos, en los últimos días, una de las víctimas habló para este medio. Mencionó cómo fue que policías ministeriales, dependientes de la Fiscalía Regional, lo detuvieron.

Indicó que se encontraba parado al lado de la camioneta que conducía y que en un momento dado llegaron policías de investigación y le dijeron que los siguiera, si no quería tener problemas.

Ante la amenaza, el individuo optó por obedecer. Lo llevaron a las instalaciones de la Fiscalía Regional. Ahí le dijeron que su camioneta tenía un reporte de robo y que, además, llevaba las placas sobrepuestas.

Para demostrar que esto no era cierto, el acusado llamó a sus familiares, quienes llegaron con los papeles de la camioneta, con los que demostró que el vehículo estaba en regla, sin problemas legales.

Sin embargo, esto no convenció a los agentes, quienes insistían en su acusación. Debido a ello, y ante el temor de que le intentaran hacer daño, llamó a un abogado, para que le asesorara.

El defensor se entrevistó con los agentes acusadores, quienes le repitieron la historia de que la unidad tenía reporte de robo. Además, le afirmaron que el asunto “era grave”. Y le dijeron que con una cantidad de dinero le podía ayudar a “solucionar el problema”.

Pero, al igual que la víctima, el abogado se negó a darles dinero. Esto molestó a los agentes policíacos, quienes pusieron a disposición del Ministerio Público la camioneta y al conductor de ella.

Lo anterior, a pesar de que el abogado, Joel Vera Terrazas, demostró que la camioneta era de procedencia legal. Para intentar que se hiciera justicia, el licenciado habló con los jefes de los agentes acusadores. Se les explicó la situación, pero no hicieron nada.

Dos días después de los hechos, la camioneta no ha sido entregada a sus dueños. Esto, apuntó el abogado, deja ver que se trata de un acto de corrupción en el que está involucrada toda la Fiscalía Regional.

Y recordó que este modus operandi es el mismo que se ha aplicado en Morelia; inclusive, unas de las víctimas fueron la hija y el yerno de un conocido médico de Zitácuaro, a quienes agentes ministeriales les acusaron de llevar una camioneta robada.

Como fueron presionados y amenazados por los agentes ministeriales, finalmente tuvieron que dar una importante cantidad de dinero para que los policías les “echaran la mano”, aunque se trataba de una acusación fabricada.

En relación al caso de Zitácuaro, el abogado afirmó que se presentará una denuncia, para que se investigue a policías corruptos y a sus jefes inmediatos, quienes permiten que estos actos de abuso de poder y amenazas se lleven a cabo.

Comments

comentarios