Había Órdenes Para que Policías Mataran a Taquero Desalojado: Abogado

Zitácuaro, Michoacán.- El secretario de Seguridad Pública, Jaime Jesús Ángeles Martínez, y de Servicios Públicos, Pedro Enrique Flores Morenos, incurrieron en lesiones calificadas, abuso de autoridad y tentativa de homicidio, durante el “operativo” para decomisar un puesto de tacos, el pasado lunes, en la carretera a Tuzantla.

Por estos hechos, el abogado de la víctima, Salvador Damián, presentó denuncia penal en contra de dichos funcionarios municipales, por los delitos descritos. Pero más aún, afirmó que la orden era asesinarlo a él y al dueño del puesto, lo que no pudieron hacer porque había mucha gente.

De acuerdo a la denuncia penal con número de caso 10006202016737, contenida en el expediente ZIT/112/00667/2020, se les privó de la libertad al dueño del puesto y al asesor legal, sin motivo, sin orden, sin respetar la ley. Por el contrario, privó el abuso de autoridad, la tortura y la privación ilegal de la libertad.

Los hechos ocurrieron el 4 de mayo, después de las 10:30 de la noche. Un grupo de policías y empleados de servicios públicos llegaron al puesto ubicado a un costado de la Bodega Aurrerá ubicada en la carretera a Tuzantla.

Sin presentar ningún documento, comenzaron a llevarse el puesto. La gente presente se opuso. El abogado fue notificado y llegó al lugar. Informó que no se podía detener al propietario, Aldo Pérez, ni nada de su propiedad, ya que había un amparo indirecto que lo protegía.

Enseñó a uno de los policías copias certificadas del amparo, pero éste sólo le tomó fotografías y mencionó que tenía órdenes del secretario de Servicios Públicos y que las cumpliría.

También Salvador Damián observó a un abogado que opera para Servicios Púbicos, de nombre Emanuel, quien le dijo que había órdenes y que se llevarían el puesto y detendrían a todas las personas que se opusieran.

Llegaron más patrullas y casi 100 policías. También un camión de redilas del Ayuntamiento, con placas MV1379K, en donde, sin importar el amparo y la inconformidad de la gente, comenzaron a subir el puesto y el mobiliario.

El abogado comentó que, al ver la actitud de la autoridad, buscó a su cliente, quien discutía con el abogado Emanuel. Le pidió que se calmara. Pero, en ese momento, 3 policías le llegaron por detrás. Dos le sujetaron de los brazos y el otro lo tomó del cuello y comenzó a estrangularlo.

Ya cuando lo tenían en el suelo comenzaron a patearlo y golpearlo. Le dijeron: “Tenemos instrucciones de matarte. Vale verga que seas un puto abogado de mierda”. Uno de los elementos sacó una pistola y lo golpeó en el ojo izquierdo con ella.

Le exigían que se hincara. Pero él, como le faltaba el aire, no podía hacerlo. Esto hizo que lo golpearan aún más.

El denunciante comentó que el abogado de Servicios Públicos y un asesor legal del Ayuntamiento fueron testigos de estos golpes y no hicieron nada. Esta actitud omisa, agregó, constituye un delito.

Dice que después de que lo estrangularon por más de 5 minutos, perdió el conocimiento momentáneamente y cuando despertó estaba desorientado y sin equilibrio. Entonces fue cuando lo privaron de la libertad.

Le colocaron esposas y lo subieron a una patrulla. Escuchó que los policías comentaban: “Márcale al jefe (el secretario de Seguridad Pública, Jaime Jesús Ángeles) y dile que ya le dimos en la madre al abogado de mierda, pero no lo pudimos matar porque había mucha gente”.

Nunca, afirma, le notificaron el motivo de su detención ni se justificó el uso excesivo de la fuerza. Ya en la Barandilla lo obligaron a firmar un documento sin explicarle el motivo.

Casi a la una de la madrugada lo liberaron. En el exterior vio al secretario de Seguridad Pública, a quien cuestionó sobre el motivo de la detención. Su respuesta fue que se hizo en “apoyo” al secretario de Servicios Públicos, Pedro Enrique Flores Moreno.

Comments

comentarios