Denuncian por Secuestro a Policías y MP; Piden Intervención Federal

Zitácuaro, Michoacán.- Afectado por detención ilegal de parte de elementos de la Fiscalía Regional de Justicia pide a las autoridades federales que atraigan el caso para que se castigue a los acusados por el delito de secuestro y extorsión.

Lo anterior, luego de haber denunciado a elementos de la Policía Ministerial y a un agente del Ministerio Público en la propia Fiscalía Regional, sin que se castigue a quienes le detuvieron ilegalmente y le despojaran de su vehículo, con el argumento de que era robado.

Ante la impunidad que priva al interior del órgano procurador de justicia estatal, el abogado defensor del acusado pugnó porque el caso sea atraído por la Fiscalía General de la República, por los delitos de privación ilegal de la libertad, extorsión, abuso de autoridad y los que resulten.

De los hechos, se informó que el día 11 de julio, alrededor de la una de la tarde, el afectado circulaba por la carretera a Tuzantla, a la altura de la Encarnación. Ahí fue abordado por elementos de la Fiscalía Regional de Zitácuaro.

Luego de marcarle el alto, sin explicar el motivo, indicaron que harían una revisión, a lo que el chofer no se negó. No llevaba placas de circulación, pero mostró una copia del pedimento que acreditaba el ingreso del vehículo, con el que transportaba viajes de arena.

Los policías le dijeron al conductor que su camión tenía reporte de robo y que lo llevarían a la Fiscalía. Ya ahí, tuvo que esperar 8 horas para que lo pusieran en libertad. Antes, dos o tres elementos de la corporación le pidieron 50 mil pesos para “justificar” su liberación.

Dice que no conoce el nombre de los sujetos que intentaron extorsionarlo, pero sí los reconoce si los ve. Ante los hechos, el afectado presentó una audiencia ante el juez de control, por la negligencia y omisión de los agentes que lo detuvieron. También señaló al agente del Ministerio Público que se prestó a los hechos.

Ahí mostró pruebas de que su detención fue ilegal. Afirmó que los policías no tenían la atribución de detenerlo por no portar placas y mucho menos exigirle dinero por su libertar.

No sólo sufrió las vejaciones y a mencionadas, sino que también ha perdido dinero; inclusive, más que los 50 mil pesos que le exigían, porque por cada viaje de arena cobra mil 600 pesos, y al menos realizaba uno al día, lo que no ha podido hacer.

Comments

comentarios