Juicio a Expresidentes, Cortina de Humo

Por D. en D. Joaquín R. Benítez V.

“Ganamos justicia más rápidamente si hacemos justicia a la parte contraria”. (Mahatma Gandhi)

Mientras el país enfrenta su peor crisis sanitaria y económica de las últimas décadas, el presidente Andrés Manuel López Obrador, pretende distraer la atención de la ciudadanía con dos temas: 1). La rifa del avión presidencial; y 2). La consulta popular para llevar a juicio a los ex presidentes de la república. AMLO pretende desaparecer del discurso los 64,158 muertos por COVID 19 y la caída del Producto Interno Bruto en -18%.

En un acto de justicia los expresidentes deben responder por la comisión de los delitos en que pudieron incurrir durante sus mandatos, los cuales, conforme al Código Penal Federal pueden ser los siguientes: abuso de autoridad; uso ilícito de atribuciones y facultades; concusión; ejercicio abusivo de funciones; tráfico de influencia; cohecho; peculado; y enriquecimiento ilícito.

El gobierno federal y MORENA están impulsando la recolección de firmas necesarias para convocar a una consulta popular, a efecto de preguntar a la ciudadanía si se enjuicia o no a Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, sin embargo, omiten decir que, conforme al artículo 21 de la Carta Magna, establece que la investigación de los delitos corresponde al Ministerio Público, así como el ejercicio de la acción penal.

De lo anterior se infiere, que la Fiscalía General del República, a cargo del amigo personal de AMLO, Alejandro Gertz Manero, tiene la obligación constitucional de investigar si los expresidentes cometieron alguna conducta delictiva y en caso de que así sea, ejercitar la correspondiente acción penal, sin que el resultado de la consulta sea un requisito indispensable para comenzar a investigar.

Desde que López Obrador tomó protesta como presidente de México, al otro día pudo ordenar se realizarán las investigaciones correspondientes, sin embargo, ante los malos resultados de su administración, ahora pretende distraer a los mexicanos con una consulta, a efecto de no dar la cara ni tampoco ponerse a trabajar en las crisis por las que está pasando el país.

La consulta de AMLO es por demás tramposa, pues jurídicamente hay delitos que ya pudieran estar prescritos, es decir, que por el transcurso del tiempo ya no se puede ejercer la acción penal; al respecto el artículo 105 del Código Penal Federal establece que la acción penal, por lo general, prescribirá en un plazo igual el término medio aritmético de la pena privativa de libertad señalada para el delito de que se trate.

Por ejemplo, el delito enriquecimiento ilícito se castiga con una pena de 2 años a 14 años de prisión, por lo que su término medio aritmético sería de 8 años, por lo tanto, los delitos de enriquecimiento cometidos con anterioridad al 2012 ya prescribieron, en ese sentido, a Calderón, Fox, Zedillo y Salinas no podría juzgárseles por dicho delito; lo mismo pasaría con el delito de peculado o cohecho cuyas medias aritméticas también son de 8 años.

Así que, la única administración federal que AMLO poder investigar y ejercitar la acción penal será la de Enrique Peña Nieto, lo demás es una mentira idea por el partido gobernante para atraer simpatizantes, ilusionándolos con espejitos, ello ante los pobres resultados que ha tenido en 2 años de gobierno; de una u otra manera López Obrador quiere tener presencia en la elección de 2021, pues sabe que su partido corre el riesgo de perder muchas de las posiciones ganadas en 2018.

Si Pena Nieto y su gabinete cometieron conductas constitutivas de algún delito deben de ser investigados y castigados, como un acto de justicia, pero no usar sus casos como cortinas de humo para distraer a los mexicanos de los temas torales que están pasando en el país; o quizá AMLO pretende hacer la simulación de que él sí quiere enjuiciar a los ex presidentes pero el Poder Judicial se niega y éste es un poder corrupto que defiende a delincuentes.

Durante 18 años el presidente López Obrador vendió la idea de que tenía las soluciones para todos los problemas del país, sin embargo, a dos años de gobierno no ha podido con el puesto, la silla le quedó demasiado grande y no ha reducido los índices de inseguridad, tampoco impulsó el crecimiento económico ni acabo con los compadrazgos políticos ni con la corrupción (véanse sus compras directas sin licitaciones).

________________________

[email protected] (Comentarios y sugerencias).

Comments

comentarios