Silvano Afirma que Será el Próximo Presidente de México

Por Ricardo Rojas

Zitácuaro, Michoacán.- No sabemos de cuál fumó, pero el pasado viernes, en un encuentro con medios nacionales, Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, no sólo dijo que será candidato a la presidencia de la República en 2024, sino que afirmó que le arrebatará el cargo a Morena.

Si, sabemos que si ego no permitiría menos. Se sueña, se obsesiona con llegar a la presidencia de la República. Piensa que, así como llegó a la gubernatura, con el cobijo el PRI, encontrará quien le apoye para ser el dueño del país.

No sólo eso, sino que afirmó que llegará a la presidencia de la República como candidato del PRD; es decir, que su partido, ya agonizante, no desaparecerá en 2021, sino que recuperará el poder que en un tiempo tuvo.

Además, a pregunta expresa de una reportera, aseveró que no necesitará realizar coalición con ningún otro partido para ganar la presidencia de la República, que lo hará sólo, con el apoyo del PRD.

Las declaraciones que dio Silvano están fuera de toda lógica política, desde la perspectiva actual. Como que alucinaba, como que tomó o fumó algo, antes de enfrentar a los medios.

O, tal vez él sepa algo que nosotros no, quizá es clarividente y tiene un as bajo la manga. Es cierto que Silvano ha demostrado que puede levantarse de entre sus propias cenizas y, por la magia de su carisma y su habilidad para tranzar acuerdos, logrará su obsesión.

Y sí, ha logrado llegar a la gubernatura, cuando hace 9 años no solo nadie le daba ninguna posibilidad. Pero a pesar de ello vemos difícil que logre hacer realidad sus propias predicciones.

En primer lugar, difícilmente el PRD logrará sobrevivir más allá de 2021. Es decir, el partido está prácticamente desaparecido en el 90 por ciento del país. Sólo le queda Michoacán y algunas zonas de la capital del país. No tiene más.

Por cierto, en su encuentro con medios nacionales, Silvano afirmó que a pesar de que a Morena las encuestas le dan, en este momento, ventaja de 3 a 1 sobre el PRD, en la elección a la gubernatura, su partido ganará esa elección.

Indicó que no sólo refrendará la gubernatura de Michoacán, sino que se convertirá, de nuevo, en primera fuerza en esta entidad. Aunque, claro, quienes le conocemos desde hace años, sabemos que decir la verdad no es el fuerte de Aureoles.

Vive en un ambiente de mentira que a él mismo ya se le hace difícil distinguir en donde comienza la realidad y dónde terminan sus fantasías. Por nuestro bien, tanto en Michoacán como a nivel nacional, esperemos que sus palabras no se conviertan en hechos.

Así que, si es cierto que Silvano está tan seguro de ser el candidato a la presidencia de la República, primero deberá de demostrarlo en las elecciones de 2021. Será su prueba de fuego.

Y, si bien es cierto que está acostumbrado a dilapidar dinero para comprar votos y arrasar las elecciones, con la situación económica a causa de la pandemia y la restricción de recursos por parte del gobierno federal, no le será fácil obtener recursos para hacer su operación política. A menos, claro, que endeude aún más al estado.

Esto, porque el ejercicio de la gubernatura, el incumplimiento de sus promesas y la no solución de los principales problemas de Michoacán, su capital político se evaporó. De llegar con un amplio respaldo, ahora es de los mandatarios estatales más repudiados del país.

Y las urnas son un buen momento para que los ciudadanos expresen su sentir respecto al gobierno con el que Silvano nos ha castigado. De acuerdo a las encuestas, si las elecciones se hicieran en este momento, los votantes no sólo rechazarían a Aureoles, sino a todo lo que huela a él.

Pero, supongamos que él y su partido arrasan en las elecciones de 2021. Aun así, es difícil que el PRD logre montar una nueva estructura nacional para poder pelear la elección de la presidencia, con Silvano a la cabeza.

¿Qué sería lo que Aureoles nos ofrecería a los mexicanos para que nosotros le demos nuestro voto? Como gobernador ha sido un fracaso, ¿por qué habríamos de querer que repitiera a nivel nacional el desastre que provocó en Michoacán?

La única posibilidad de triunfo de Aureoles es que se convierta en la punta de lanza de los grupos de la oligarquía que ha sido despojada de sus canonjías, del gran capital que obtenían de sus contratos del gobierno.

Se trata de un sector poderoso, económicamente, que no duda, inclusive, en amenazar con dar un golpe de estado contra Andrés Manuel López Obrador. Pero, para mala suerte de Silvano, este grupo se siente mejor apoyado y representado por el PAN o, en su caso, por el PRI.

En fin… Soñar no cuesta nada. Lo único malo, en este momento, es que estos sueños y esta obsesión están financiados con recursos que nos pertenecen a los michoacanos y que tanta falta nos hacen en estos momentos…

Comments

comentarios