Acusan Amenazas y Extorsiones de Supuestos Supervisores Covid-19

Zitácuaro, Michoacán.- Comerciantes precarios de comunidades rurales del municipio son amenazados y extorsionados por supuestos enviados del Ayuntamiento, quienes les aplican “multas” de entre 2 mil y 3 mil 500 pesos. Esto, por supuestamente violar las normas de prevención contra el covid-19.

Vecinos de las localidades de Manzanillos y Emiliano Zapata han sido visitados por estos “supervisores”, quienes supuestamente los sorprenden sin tapabocas y sin tapete satinizante, lo que es motivo para aplicar sus “multas”.

Lamentablemente, una de las personas que, ante el temor a que le cerraran su tienda, que es su única fuente de ingresos, fue una mujer de la tercera edad, que vive de las ventas, porque su esposo no puede trabajar porque le amputaron ambas piernas.

Ella les entregó dos mil pesos para que la dejaran trabajar, luego de que la amenazaron por no llevar tapabocas. Como no tiene quien la ayude, tuvo que darles el dinero para que se fueran de su local.

Los vecinos mencionan que el modus operandi es el siguiente: una patrulla de la policía recorre los caminos y calles de las comunidades con un altavoz en el que piden a la gente que utilice tapabocas y se quede en sus casas. Esto, para evitar la propagación de casos de covid-19.

Hasta ahí, los vecinos dicen que todo está bien y que están de acuerdo con estos avisos, porque les ayudan a recordar que deben de protegerse. Sin embargo, el problema viene después.

Porque, dicen que es mucha coincidencia que después del paso de la patrulla llegan supuestos “supervisores”, quienes se trasladan en motocicletas tipo cargo. Son dos las motos; en cada una viajan dos personas.

En una de ellas, una mujer y un hombre; en la otra, dos varones: uno de ellos, con sobrepeso. No llevan uniforme, ni identificación, ni nada que los relacione con alguna dependencia de gobierno.

Llegan a los locales, puestos y tendajones y dicen que van a revisar que se acaten las normas de prevención. Siempre encuentran una “irregularidad” por la que de inmediato señalan que se deberá de pagar una multa.

Muchos no caen y son amenazados con regresar a hacer efectivo el cobro. En un caso, le dijeron a una mujer de una tienda que tendría que pagar 3 mil 500 pesos mensuales por trabajar. Y, en el otro caso, le quitaron 2 mil pesos a la anciana. Las autoridades no han dicho nada al respecto, mientras la gente se siente atemorizada.

Comments

comentarios