Más Claro ni el Agua…

Lic. M. Joel Vera Terrazas, [email protected]*En diversos medios de comunicación publicaron una nota periodística donde hicieron una afirmaciones con evidencias (documental pública), a nuestro empleado, tlatoani Campos,  “por enriquecimiento inexplicable y evasión fiscal”, ya que en un día transfirió nueve propiedades a Patricia Ramírez y a su vástago, que superan más de nueve millones pesos las mismas, e inclusive una de las propiedades fue arrebatada en colusión con notarios públicos a Jorge Olguín, ante estos señalamientos el alcalde en urgencia convocó a medios de comunicación para justificarse y echarle la culpa de su voracidad por el dinero a los demás, para ello, su argumentación la tasó en puras sandeces que es lo único que sabe hacer, diciendo que “J Salatiel Arroyo le tira por que no le pago ochenta mil pesos para que dejara de publicar reportajes en su contra”, veamos: el corrupto del Tlatoani Campos siempre hace afirmaciones sin evidencia probatoria e inclusive en sus entrevistas cayó en diversas contradicciones, ya que el asunto de Salatiel es independiente del enriquecimiento ilícito de él; es decir, es otro tema que tiene que ser debatido en otro espacio, mas no así dio sentido común a sus declaraciones del ¿cómo? ¿con qué?, adquirió los bienes inmuebles, fue muy escueta su explicación, que no aclaró nada a la población, sino al contrario, más se comprobó su mitomanía, su cinismo, su corrupción, su ratería de su administración; cierto es que el PRI, es el más afectado en el próximo proceso electoral, con estos empleados lacras que llegan al poder para robarse el dinero del pueblo; por ello, las autoridades deben investigar la procedencia de todos esos inmuebles, así como también cuentas bancarias, y la red de posibles prestanombres del alcalde, y a quienes han hecho negocios con él. ¿No creen?

Así, también el Tlatoani Campos, arremetió contra Salatiel, por que se meten con su esposa e hija, si no quiere que se les señale, pues no debería ser empleada pública, y respecto a su vástago, pues en las escrituras aparece su identidad, ya que es mayor de edad por lo tanto no hay violaciones a los derechos humanos; es decir el propio Tlatoani Campos ha generado el involucramiento de su familia, ya que es de dominio público que su cónyuge es empleada del pueblo, por lo tanto está sujeta a las exigencias de rendición de cuentas, ya que maneja dinero del pueblo, claro debe quedarles que son empleados de la población, los patrones son el pueblo mismo. Sin embargo, el cobarde alcalde ha creado páginas  de Facebook con identidades falsas para atentar encontrar la vida privada de quienes quieren la trasformación para Zitácuaro.

Más aun, el alcalde debe aclarar las afirmaciones de Salatiel que hizo en su columna del sábado pasado “que en determinada ocasión el señor presidente municipal de Zitácuaro, me mando a platicar con ciertas personas para que me leyeran la cartilla”. Esto en conferencia de prensa fue evadido, es más es un tema que ni siquiera toca, ¿Por qué?, es una acusación grave, que esconde el presidente que lo compromete tanto, ya que desde mi observador podría decir que se trata de un –acto criminal- . Es así que sus conferencias de prensa pagadas con recursos del pueblo, son para persuadir a la sociedad de que no se den cuenta de sus fechorías. ¿Cómo ven?

Unos Cuantos…

Son los integrantes de las jaurías que buscaran el empleo para un cargo de elección popular, ya que la votaciones no sirven para que los ciudadanos elijamos a nuestros empleados que queremos, si no al contrario, los partidos imponen personeros políticos como berrinchitos Juan Carlos Orihuela, cuando se debe buscar personas más honestas y de probidad respetada, no lacayos al servicio del poder de unos cuantos que creen que pueden manejar a su antojo la conciencia de la población. Veamos: los candidatos a empleado de presidente municipal fueron ungidos por acuerdos perversos, es decir por imposición ya que ni sus militantes los propusieron.

Así que el PRI ha sido gobierno municipal en Zitácuaro, por más de nueve años, con resultados desastrosos con lo cual complica su contienda electoral, ante un hartazgo social, ya que se han dedicado a saquear los recursos del pueblo, mas no así transformar la localidad para tener una calidad de vida mejor, por ello la población debe despertar de esa -jauría- que se avecina a tomar el poder para. No creen.

Tolerancia…

En un arrebato de optimismo, Confucio soñó con una época de tolerancia universal en la que los ancianos vivirían tranquilos sus últimos días; los niños crecerían sanos; los viudos, las viudas, los huérfanos, los desamparados, los débiles y los enfermos encontrarían amparo; los hombres tendrían trabajo, y las mujeres hogar; no harían falta cerraduras, pues no habría bandidos ni ladrones, y se dejarían abiertas las puertas exteriores. Esto se llamaría la gran comunidad.

El mundo sueña con la tolerancia desde que es mundo, quizá porque se trata de una conquista que brilla a la vez por su presencia y por su ausencia. Se ha dicho que la tolerancia es fácil de aplaudir, difícil de practicar, y muy difícil de explicar. Aparece como una noción escurridiza que, ya de entrada, presenta dos significados bien distintos: permitir el mal y respetar la diversidad. Su significado clásico ha sido «permitir el mal sin aprobarlo». ¿Qué tipo de mal? El que supone no respetar las reglas de juego que hacen posible la sociedad. Si algunos no respetan esas reglas comunes, la convivencia se deteriora y todos salen perdiendo. Por ello, quien ejerce la autoridad -el gobernante, el padre de familia, el profesor, el policía, el árbitro- está obligado a defender el cumplimiento de la norma común.

Es Abuso de Poder

No respetarse los derechos laborales de los trabajadores de base del Ayuntamiento constitucional de Zitácuaro. No esclarecer los cobros indebido del sistema de agua potable y alcantarillado (SAPAS) Zitácuaro. No investigar el descuento indebido que se les está aplicando a los trabajadores del ayuntamiento. No respetar a los derechos Humanos, No trasparentar la cuenta pública del municipio.

Así justo bohemio abogado…

Comments

comentarios