Carlos Herrera, la Continuidad de la Corrupción Silvanista

Por Ricardo Rojas

Zitácuaro, Michoacán.- Finalmente, Carlos Herrera Tello se abrió de capa. Aceptará públicamente que su obsesión es ser gobernador de Michoacán, algo que comenzó a buscar desde hace meses, desde la Secretaría de Gobierno que le ha servido de pasarela y trampolín.

Finalmente se decidió a dejar el trampolín político que le acomodó su jefe Silvano Aureoles, mismo que le ha dado el apoyo y la bendición para que sea el que lo reemplace en el cargo. Claro, siempre y cuando gane la candidatura, primero, y la elección, después, lo que está por verse.

Desconocemos si Herrera ya aseguró alguna negociación con los líderes políticos del PRI y PAN. Tal vez, pero lo cierto es que todavía no hay ningún acuerdo bien firme entre los 3 partidos para la definición de la candidatura.

Lo que sí sabemos, por los antecedentes, es que Carlos Herrera no va a escatimar recursos económicos para obtener la candidatura. Dinero habrá, y mucho, para comprar adeptos y apoyos a su favor.

De hecho, en su precampaña por la candidatura, que comenzó desde hace meses, desde la oficina de la secretaría de Gobierno, se han gastado muchos recursos. No podríamos asegurar que todo ese dinero que se erogó en publicidad haya salido de sus bolsillos, pero sí que fue una gran cantidad como ya lo han documentado algunos medios.

Eso no será nada en comparación con lo que estaría dispuesto a gastar para llegar a la candidatura y, posteriormente, a la gubernatura. Ya veremos si logra el apoyo de los partidos que se supone que irán en la coalición del Tumor (Todos Unidos contra Morena)-Michoacán.

De entrada, tendrá que pactar o negociar con el senador Antonio García Conejo, hermano del gobernador, quien parece que ha adoptado una actitud rebelde los últimos días, porque se ve que no ha acatado la orden de Silvano de calmarse y no hacer olas.

Posteriormente, lograr que partidos que tienen más aceptación entre los electores michoacanos que el propio PRD lo lancen como su candidato; esto, a sabiendas de que sólo representará los intereses de Silvano Aureoles, al principio, y los suyos propios, después.

Y, finalmente, la contienda en la que Morena buscará desterrar definitivamente al PRD del mapa político de México. Creemos que el partido del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, tendrá un interés especial en vencer a su enemigo Silvano Aureoles y llevarse el triunfo en Michoacán.

Pero, no nos adelantemos tanto. Aunque muy confiado y seguro, lo cierto es que Herrera no tiene segura aún la candidatura de la alianza opositora. Habrá que esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

Lo cierto es que ya entramos en la fase definitoria en la que los partidos tendrán que hacer la elección de sus candidatos. Antes de que termine el año, que ya está en su etapa final, podremos darnos una idea de quiénes serán los protagonistas de la contienda política del 2021.

Adeudos, la Pesadilla de Silvano

Antes de arribar al próximo año, el gobernador Silvano Aureoles Conejo tendrá que salir delante de todos los compromisos económicos de este 2020. Y esa será una tarea difícil, porque día a día se le acumulan cuentas no pagadas con trabajadores no sólo de su administración, sino de otras ramas del gobierno.

Y esto nos lo recordaron este martes los empleados del Poder Judicial de Michoacán, que luego de muchos retrasos en sus pagos de salarios, en los últimos cuatro meses, en esta ocasión ya no resistieron más y decidieron alzar la voz y protestar.

Realizaron un paro de labores en el que exigían justicia para los impartidores de justicia (así lo exigieron a través de mantas y cartulinas) dicen que gobernador no ha transferido los recursos que corresponden a su presupuesto ya etiquetado.

Esto ha provocado retrasos en los pagos de sus nóminas. Y no sólo eso, sino que también, al igual que a los maestros, se les adeudan bonos. Una inconformidad de las mismas o mayores proporciones se incuba en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Como se sabe, en los últimos años, la Máxima Casa de Estudios ha tenido problemas para pagar salarios, aguinaldos y bonos. Esta situación se agrava a finales de año, cuando el presupuesto casi se agota y el gobierno del estado se niega a cumplir con los pagos que debe hacer a la institución.

Así que, a la inconformidad de los maestros michoacanos, a quienes el propio gobernador ya ha dicho que no tiene dinero salir el año con sus salarios, se sumarán los trabajadores del Poder Judicial, los nicolaítas, los profesores de otras subespecialidades y demás empleados del estado. En especial, aquellos de confianza.

Será una bomba que le estallará en las manos a Silvano. El gobierno federal difícilmente le regalará recursos extras. Si acaso, le ayudará con los maestros, pero no vendrá a cubrirle todas sus deudas.

Otra alternativa sería pedir dinero prestado para salir de sus apuros y dejar el problema al próximo gobernador. Sin embargo, para ello necesitaría dejar a un aliado (como Carlos Herrera, claro) que le tape todas sus cochinadas.

Y un crédito tendría que ser aprobado por el gobierno del estado, en donde el PRD no es mayoría, aunque puede echar mano del PRI y PAN, quienes se ablandan con una buena cantidad de dinero.

En fin. Silvano tiene una bomba que le estallará en menos de un mes. ¿Cómo saldrá de esta?

Covid, Eventos, Festejos y Política

El no permitir la apertura de los santuarios de la mariposa monarca en Michoacán será darle un tiro de gracia a la economía de esta región, que de verdad ha sufrido por las restricciones que ha impuesto la pandemia.

Sin embargo, abrir también significaría un foco de contario e infección. Es una decisión difícil. Pero todo parece indicar que el gobierno federal ya dio el visto bueno para abrir los santuarios a partir del 28 de noviembre.

La ventaja es que los santuarios son zonas al aire libre, lo que dificulta el contagio. La desventaja es que para llegar a las áreas en donde se encuentran las mariposas hay que caminar mucho y escalar el cerro, lo que dificulta el uso de cubrebocas. Cuando los visitantes comiencen a quitárselos habrá problemas.

Está difícil. Por lo pronto, los ejidatarios han estado muy cooperativos y ya se han capacitado para poder implementar los protocolos necesarios. Ojalá y todo salga bien y no sea necesario un cierre posterior, ante el incremento de contagios.

Por otro lado, en el caso de Morelia, se ha tomado la decisión de no permitir el festejo del 20 de noviembre, ni el del 12 de diciembre, que es tan tradicional. El problema es que la decisión no la tomó el Ayuntamiento de la capital, sino el propio gobierno del estado, con lo que ha invadido un área que no es la suya.

Esto parece un capítulo más en la lucha política que el gobierno estatal ha emprendido contra el municipio capitalino, desde hace algunos meses. Cabe recordar que el Ayuntamiento de Morelia está encabezado por Morena y que el alcalde, Raúl Morón, es un fuerte aspirante a la gubernatura.

Será un “estorbo” para el candidato de Silvano. Por ello, hay una campaña de desprestigio hacia Morón, a quien acusan de no acatar las medidas de prevención contra el covid-19, y lo exhiben porque en la capital está el mayor número de casos.

Pero el interés del gobierno estatal no parece estar en salvar a los morelianos, si no en atacar lo más posible, por todos los medios, a Morón. Sin embargo, el exlíder magisterial es un político de mucha experiencia, forjado en la lucha. Será difícil que Silvano pueda con él…

Comments

comentarios