Rechazarían Localidades Mazahuas Participar en las Elecciones: INE

Zitácuaro, Michoacán.- La probabilidad de que no se instalen centros de votación en las comunidades indígenas mazahuas del municipio de Zitácuaro es “alta”, por la oposición de los habitantes de esas localidades, consideró el Instituto Nacional Electoral (INE) en Michoacán.

Esto se concluye en el más reciente diagnóstico de la complejidad político-electoral de los pueblos indígenas elaborado por el instituto. El documento apunta que, en total, en Michoacán se impedirá la instalación de 67 casillas en comunidades originarias de 8 municipios.

Zitácuaro se encuentra entre los municipios que incluyen comunidades indígenas que se oponen a la realización de elecciones en sus localidades. Inclusive, como ha ocurrido en otras zonas del estado, se ha impedido y dificultado el trabajo de representantes y capacitadores electorales.

De acuerdo al diagnóstico, se trata de las localidades de Crescencio Morales, Cuarta Manzana de Guadalupe, Chimusdá, Donaciano Ojeda, La Barranca, Francisco Serrato y Carpinteros.

Representantes de estas comunidades, cuyo común denominador es su origen mazahua, han advertido que no permitirán campañas electorales, propagandas, personajes políticos y capacitadores. Y, sobre todo, instalación de casillas en sus localidades.

Además, señalan que harán responsable al Instituto Electoral de Michoacán (IEM), al (INE) y a los simpatizantes y titulares de los partidos políticos de cualquier acontecimiento que pueda surgir entre las comunidades indígenas, si no llegan a respetar las decisiones de las comunidades.

Sin embargo, el INE tiene la esperanza de que algunas de estas comunidades reconsideren su postura; esto, porque existe el ofrecimiento de los representantes de las localidades que consultarán a sus habitantes sobre si se permite o no la apertura de casillas.

No obstante, hay cautela, porque en la Meseta Purépecha se han registrado agresiones a representantes del INE, como la que ocurrió el pasado 23 de febrero en Nahuatzen.

En el caso de Zitácuaro, se trata de las comunidades que han instalado su vigilancia comunal, para evitar el ingreso de grupos del crimen organizado, luego de argumentar que las autoridades los dejaron solos.

Conjuntamente con estas medidas, se han montado módulos en los accesos a sus comunidades y se impide la entrada de personas ajenas a las mismas.

Comments

comentarios