Presiona, Hostiga y “Compra” Presidencia a Empleados del Sehaz

Zitácuaro, Michoacán.- Trabajadores municipales pertenecientes al Sindicado de Empleados del H. Ayuntamiento de Zitácuaro (Sehaz) son hostigados, presionados y “comprados” por la Presidencia para que abandonen esta agrupación y se integren al gremio que le conviene al alcalde.

Así lo denunció a este medio la dirigente del Sehaz, Marisol Jaimes Estrada, quien afirmó que varios miembros de su agrupación le han comentado que, principalmente desde la oficina de Recursos Humanos los presionan para que dejen el gremio.

Comenta que les ofrecen alguna compensación o incremento de salario, con tal de que dejen la unión y se afilien al gremio que tiene la mayoría y el contrato colectivo, el Sindicato Único de Empleados Municipales de Zitácuaro (Suem).

Jaimes Estrada señala que se le hace sospechoso que no es la dirigente del Suem la que trata de forzar a sus compañeros a que se vayan a su sindicato, sino la propia autoridad municipal, que no tiene derecho en meterse en la vida interna del gremio.

Agregó que esto es una violación a los derechos laborales y que buscará ayuda legal. No obstante, reconoció que sus compañeros tienen miedo de denunciar estas presiones de forma directa, porque temen que, de hacerlo, podrían despedirlos.

La entrevistada reconoció que el suyo es el más pequeño de los 3 sindicatos que hay en el Ayuntamiento. Sin embargo, esto no implica que se pisoteen sus derechos y los traten de una forma diferente.

Reconoció que si bien el Suem tiene la titularidad del contrato colectivo, éste debe de aplicar por igual a todos los sindicatos. Sin embargo, no es así. A los afiliados al Sehaz se les niegan algunas prestaciones que están establecidas en el documento.

Por ejemplo, comentó que desde el año pasado no reciben uniformes de trabajo. Aunque no se les ha entregado a ningún sindicato, tiene conocimiento que a los integrantes del Suem se les dio dinero, a cambio. Y a los del Sehaz, nada.

Asimismo, comentó que al Suem ya se le han entregado dos terrenos para que hagan un fraccionamiento para sus integrantes. A ellos, a pesar de haberlo pedido en diversas ocasiones, no les han dado respuesta.

“Pedimos respeto a nuestro sindicato y, sobre todo, equidad. No queremos privilegios, solo que a todos nos traten igual”, expresó.

Como otro de los ejemplos, Marisol Jaimes subrayó que la entrega de becas a los hijos de trabajadores, a las que tienen derecho, se les han quedado a deber. Asimismo, este año no se les ha dado incremento salarial y como no son titulares del contrato no pueden exigirlo directamente.

Pero, el hecho de querer desaparecer su sindicato los ha puesto en alerta y, de seguir esta situación, se movilizarán y harán respetar sus derechos.

Sobre el motivo, del por qué se busca cooptar a sus compañeros, la dirigente señala que sospecha que hay un intento de sindicalizar a los actuales trabajadores de confianza, que es una medida a la que ellos se opondrían, por lo que buscan quitarlos del camino.

Comments

comentarios