Juan Carlos Orihuela, en Campaña de a Muertito

Por Ricardo Rojas

Zitácuaro, Michoacán.- Como un domingo de paseo, relajado, sin esforzarse mucho, así ha sido la campaña para la diputación local del expriista y recién llegado al PT, Juan Carlos Orihuela Tello. Resulta que el empresario, que contradictoriamente ahora representa a la Cuarta Transformación (4T), se la lleva de a muertito en su campaña.

No es que no tenga intenciones de ganar. Al contrario, está tan seguro que colgado en el discurso de la 4T y en el voto duro del PT y Morena le basta y le sobra para ganar la elección y ha optado por no esforzarse.

Y lamentablemente tiene algo de razón. A él le tocó la más fácil de las elecciones que se disputarán en Zitácuaro, porque enfrente no tiene ni un solo rival con nivel competitivo como para hacerle frente.

No por menospreciar a la abanderada del Equipo por Michoacán, Gloria Tapia Reyes, pero lamentablemente no ha logrado realizar levantar su campaña al grado de poder competir contra la inercia de Morena y PT.

Si Tapia pensaba que la estructura de su partido, el PRI, sería más que suficiente, como en el remoto pasado, la mala noticia es que no será así. Esto, porque el tricolor está desaparecido en esta campaña, en Michoacán, por lo que Tapia va por su cuenta.

Y si bien también tiene el respaldo del PAN y el PRD, estos partidos han mostrado que no están dispuestos a apoyar y a hacerle trabajo a Tapia. Esta quizá también sea la lectura de Juan Carlos Orihuela, quien realiza la peor campaña de la coalición de izquierda.

Esta situación nos trae malos, muy malos recuerdos: hace 3 años, casi sin mover un dedo, y colgada en la bandera de Andrés Manuel López Obrador, Zenaida Salvador Brígido recibió la diputación local sin haber trabajado para merecerla.

Lo peor fue que en el Congreso del Estado su actitud no mejoró. Al contrario, sólo vio por sus intereses e incumplió su palabra de regresar con sus electores y atenderlos. Juan Carlos Orihuela va por el mismo camino: trata de hacer un zenaidazo. Es decir, ganar sin nada de esfuerzo y luego sólo disfrutar de las mieles de la diputación… Mal…

Comments

comentarios