Rebasa Expectativas Carrera Ecológica Familiar a Campo Traviesa

Zitácuaro.- Con una participación que rebasó sus expectativas, se realizó este domingo la Primera Carrera Ecológica Familiar a Campo Traviesa, que tuvo como sede la típica localidad de San Pancho, en el suburbio de Zitácuaro.

Los organizadores, encabezados por Jaime Fernández Márquez, indicaron que la intención fue realizar un evento en el que las familias se reunieran tuvieran un momento de convivencia, de activación física y contacto con la naturaleza.

Este evento se dedicó a Juan Guzmán Escamilla, campeón nacional de tiro y promotor del deporte y la ecología, que murió el año pasado. Por él, antes de iniciar la competencia se le brindó un minuto de aplausos. Su familia estuvo presente. Se tuvo el apoyo del jefe de tenencia de Coatepec de Morelos, de la que San Pancho es la cabecera.

Fernández comentó que se mandaron hacer 300 números, para los competidores que se esperaban. Sin embargo, la cifra se rebasó y se calcula que participaron más de 500. Familias enteras realizaron, juntos, en recorrido. Hubo dos circuitos: uno de 2 kilómetros y otro de 4.5, para las categorías libres.

La cita fue en el centro de San Pancho, el poblado más típico del municipio, con casonas viejas y calles empedradas, enmarcadas por la iglesia de San Francisco de Asís, considerada un monumento histórico. Eran las 9:00 de una mañana nublada y fresca, cuando se dio el banderazo de inicio.

Una de las características del recorrido fue que éste se realizó por los callejones de esta población y los caminos que la rodean, empedrados, de tierra, lodosos, algunos; bordeados de cercas de piedra y huertas de diversos frutos. Asimismo, paisajes alpinos y aire fresco.

Al final, en la placita de San Pancho, la convivencia. Mientras los organizadores daban a conocer los nombres de los ganadores y repartían diplomas a los participantes, las familias se reunían en grupos a desayunar.

Otros esperaron hasta que llegó el mole, platillo típico de esta población, que se repartió entre los participantes, como un atractivo extra del evento deportivo-familiar.

Mientras, en un tramo recto de la calle principal se realizaron las competencias para niños de 5 a 11 años, quienes más tarde recibirían también trofeos y diplomas de participación.

En total, se repartieron 5 mil pesos en efectivo a los ganadores de los primeros lugares de la categoría. Sin embargo, el dinero y los trofeos fueron lo de menos, porque el objetivo del evento, más que la competencia, fue la convivencia. Y este se logró con creces.

Comments

comentarios