Incumple Herrera: Termina el Plazo y Obra no se Concluye

Zitácuaro, Michoacán.- En 10 meses, dijo. Era el 31 de agosto de 2020. Carlos Herrera Tello, quien abandonó el Ayuntamiento para irse a la Secretaría de Gobierno como trampolín para la candidatura a la gubernatura, no cumplió. A cinco del plazo que se dio él mismo, la obra de la avenida Revolución está lejos de ser terminada.

En estos 10 meses la afectación a los comercios ubicados en esa avenida, el caos vial y el retraso en los trabajos han sido una de las características de la obra. Tal y como temían los vendedores de la Revolución que tímidamente intentaron oponerse al inicio de la obra.

A través de un acto, como si fuera uno de sus primeros actos de campaña como aspirante al gobierno del estado, el propio Herrera encabezó el arranque de los trabajos de la avenida de la que él mismo llamó su “obra emblemática”.

Durante el uso del micrófono, en presencia del propio gobernador Silvano Aureoles, quien parecía un invitado más, Herrera agradeció la “visión” del mandatario y afirmó que la “millonaria inversión” sería una “gran derrama económica” para Zitácuaro.

Afirmó que se generarían 2 mil 500 empleos “bien pagados” de los que vivirían 10 mil personas. Pero, además, esto ayudaría a los restaurantes, las fondas, los hoteles. En fin, que gracias a esta obra, todos tendrían más dinero.

Pero no ha sido así. Además de las molestias normales de una obra de ese tipo, las afectaciones económicas han sido un lastre para el comercio y los vecinos que habitan las calles aledañas de donde se realizan los trabajos.

A días de cumplirse los 10 meses prometidos para concluir los trabajos, la obra dista de estar por terminarse. Todavía no está concluida la repavimentación de tramos desde El Águila a la Plaza Sol.

No se ha concluido el paso a desnivel que se construiría en la zona del monumento a Manuel Buendía. En materia de alumbrado, el avance es nulo. Tampoco se ha concluido lo que será la ciclopista y la glorieta de la Panadera.

El no haber cumplido con su promesa de terminación de la obra y de derrama económica para los zitacuarenses, no es algo que le preocupe a Carlos Herrera, cuyo interés actual es lograr que cancelen la elección para la gubernatura que perdió.

Comments

comentarios