“Regañó” Ixtláhuac a Maestros por Llamarle “Amigo” de Silvano

Zitácuaro, Michoacán.- Durante la pasada toma de la Presidencia Municipal, el pasado viernes, el alcalde Antonio Ixtláhuac Orihuela quiso quedar bien con los maestros estatales. Se presentó ante ellos para mostrarles su respaldo y terminó por regañarlos porque momentos antes insinuaron que el gobernador Silvano Aureoles Conejo es “su amigo”.

Las jornadas de protesta de los maestros afiliados a la agrupación Poder de Bases de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, incluyó este viernes la toma de la presidencia. Esto le impidió a Ixtláhuac laborar normalmente en su tercer día como edil.

Era pasada la una de la tarde cuando el munícipe se presentó en el plantón y se dispuso a dialogar con los maestros. Reunidos bajo una lona instalada afuera de la alcaldía, debido a la lluvia, los maestros le plantearon sus demandas.

Principalmente, la del pago de sus salarios, de los que ya el gobierno del estado les debe las últimas dos quincenas, más los bonos correspondientes. Le pidieron que hablara con “su amigo” Silvano Aureoles para que les pagara.

Ese “su amigo” sonó un tanto sarcástico, ya que se sabe que fue Aureoles quien lo puso como candidato de su partido, el PRD, al que luego se sumaron el PAN y el PRI. Ixtláhuac continuó atento a los planteamientos.

Pero cuando le tocó el uso de la voz, reprochó a los maestros eso de “su amigo”. Y dijo que él no tenía amigos. Que su presidencia municipal no se la debía a partidos. “Aquí no me puso nadie, sino el pueblo en las elecciones, electorales (sic)”. Se notó que le molestó la referencia al origen de su candidatura.

Luego moderó el tono e instruyó a sus colaboradores para que dirigieran un escrito al gobierno del estado para exhortarlo a pagarles sus salarios a los maestros. Luego trató de ganarse a los profesores inconformes al pedirles que regresaran otro día con propuestas de trabajo.

Y afirmó que su administración invertirá en la educación y que siempre que lo inviten irá a sus escuelas. Asimismo, reiteró que las reuniones con maestros y alumnos serán constantes.

Solo eso. Porque les pidió que no se confundieran, que la obligación de pagarles no era del Ayuntamiento, sino del estado y que él no podía hacer nada en ese sentido. Luego, algunos maestros hablaron para “disculparse” con el edil. Y eso fue todo.

Comments

comentarios