Sufre Represalias el Policía que Enfrentó al Alcalde Campos Ponce

Zitácuaro.- Arturo Carlos Gómez Urrutia, el policía que denunció presuntas irregularidades cometidas por el alcalde Juan Carlos Campos Ponce en contra de la corporación presentó una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en contra del director del Mando Unificado de Zitácuaro, Raymundo Ramos Martínez.

Ello, por haber sido agredido por el directivo, quien lo retó a golpes, cuando Gómez Urrutia le pidió una explicación por haberle rebajado “una vez más” su salario. Agrega que teme que en represalia lo envíen al puerto Lázaro Cárdenas, como han hecho con otros elementos, a quienes no les pagan viáticos.

De acuerdo a la queja ZIT/64/15, presentada en la Visitaduría Zitácuaro de la CEDH, el elemento pide que se le dé trámite a su denuncia, en contra Ramos Martínez y la Fuerza Ciudadana de Zitácuaro.

En el acta, Gómez indica que en diciembre del año pasado, cuando el alcalde Juan Carlos Campos Ponce encabezó un acto de entrega de uniformes, en la comandancia de policía, aprovechó para denunciar algunas irregularidades que se habíancometido en la corporación.

Dijo que las obras que se habían hecho en la barandilla quedaron incompletas y que no se proporcionó el mobiliario ni el equipo necesario. También estaba pendiente el seguro de vida y las bonificaciones a los elementos, por parte del Subsemun (Subsidio para la Seguridad Pública Municipal).

En esa ocasión también aprovechó para pedirle al alcalde arreglar las patrullas descompuestas y que se entregara gasolina suficiente. Denunció que en los tres años de la administración sólo les habían hecho entrega de 3 uniformes, entre otros reclamos.

Como consecuencia, sin atender ninguna de las demandas, se le quitó la categoría que en ese momento tenía. Se le relegó al puesto de elemento, con un salario de los más bajos en el escalafón.

Agregó que el pasado viernes, cuando fue al cajero a sacar el dinero de su quincena, se encontró con que le habían recortado a su salario otros 300 pesos. Dijo que le mandó un mensaje al director de Seguridad Pública, en el que le reclamó que “estos hijos de su puta madre del Ayuntamiento me ha quitado más de su sueldo”.

Comentó que el directivo no le contestó, pero el martes 16, cuando se presentó a laborar, el Ramos Martínez le mandó llamar. Cuando acudió a su oficina le dijo que quién era él para mandarle esos mensajes.

Acto seguido, lo retó a golpes. Le dijo que había traicionado su confianza y que “conmigo no te andas con chingaderas”. Arturo Gómez indicó que se negó a pelear con su superior y le pidió disculpas, porque había malinterpretado su mensaje.

Lo corrió de su oficina y le quitó su puesto en la comandancia, para mandarlo cuidar un terreno en la comunidad de San Felipe. Sin embargo, dijo que por el ambiente de tensión que se ha generado y las amenazas del directivo, teme por su integridad física y la de su familia.

Además, apuntó que está la posibilidad de que le envíen a Lázaro Cárdenas, como a otros elementos, lo que implicaría trasladarse a otro lugar, con el mismo sueldo, sin viáticos.

Ante le Comisión de Derechos Humanos pidió que se investigue la serie de represalias de las que ha sido objeto y, en su caso, se sancione a los servidores públicos involucrados.

Comments

comentarios