Organización y Prearranque de las Campañas

Ricardo Rojas Rodríguez*Zitácuaro.- A pesar de ser el único de los candidatos a la gubernatura nacido en Zitácuaro, con familia y arraigo en esta ciudad, Ascención Orihuela no ha realizado más que una visita al municipio. Peor aún no se aprecia que haya realizado aquí trabajo político, que conforme su propia estructura, organización, ni ha hecho presencia. ¿Por qué? ¿Cuál es su estrategia?

Quizá piense que por el sólo hecho de ser zitacuarense, los ciudadanos del municipio votarán por él; o que la estructura del priismo local lo va a cobijar por el sólo hecho de ser su candidato.

No. Si bien Chon es zitacuarense y eso es innegable, también es cierto que en los últimos años la mayor parte de su trabajo político lo ha hecho fuera, tanto en la capital del estado como en la ciudad de México.

Y ciertamente está desarraigado del municipio. De hecho, los jóvenes electores zitacuarenses, que forman una parte importante del padrón, no lo conocen, ni saben de él; mucho menos están enterados de que en un tiempo, hace muchos años, fue el alcalde.

Por otra parte, no hay algo que pueda llamarse “el priismo zitacuarense”. Hay que recordar que el partido lo conforman diversos grupos y corrientes, y que algunas de ellas no simpatizan ni comulgan con el candidato a la gubernatura, ni con su familia.

Si bien estos grupos priistas estarían dispuestos a trabajar por Chon, por simple disciplina partidista, es necesario que el propio candidato -ya sea de manera personal o a través de sus operadores políticos- venga a llamarlos al trabajo y a organizar lo que sería su estructura de campaña.

Pero no lo ha hecho. ¿Por qué? Chon ha estado ausente. Sólo hizo presencia cuando era precandidato, a encabezar un mitin de acarreados, al viejo estilo priista, que no se traduce en organización ni votos.

¿Qué espera Orihuela? Se supone que en esta tregua de “veda” electoral no se puede llamar al voto. Pero son días, semanas, que se deberían de aprovechar para organizar la estructura.

Si va a esperar a que comience la campaña para venir a conformar su estructura electoral a su tierra, quizá sea demasiado tarde. Si confía que los candidatos de su partido, entre los que están dos sobrinos suyos, van a hacer el trabajo por él, está equivocado. Y un político tan experimentado como él debería de saberlo. Chon, está dormido en sus laureles.

Menos confiada está la candidata del PAN, Luisa María Calderón Hinojosa, que a estas alturas, desde que se “destapó” como abanderada de su partido, ha realizado al menos 3 visitas a Zitácuaro.

Cierto, la ley no le permite realizar actos de proselitismo. Pero en sus recorridos por Zitácuaro ha realizado reuniones con empresarios, agrupaciones y, sobre todo, con militantes de su partido.

La última fue a principios de mes, cuando asistió a un foro sobre cambio climático. Aunque ella no participó como ponente, sino que fue solo espectadora, su visita sirvió para que su equipo de prensa emitiera un boletín que dio constancia de su estancia en esta ciudad.

Hay que recordar que en la pasada elección, cuando la llamada Cocoa ganó la elección en el municipio de Zitácuaro. Es decir, venció a Silvano Aureoles –quien también fue candidato- en esta, que ha dado en llamar “su tierra”, su bastión.

Es obvio que Luisa María busca repetir ese resultado en Zitácuaro, en su intento de, ahora sí, ganar la gubernatura. Cierto que tiene simpatías en esta ciudad, pero ahora las condiciones son diferentes, así que quien sabe si logre volver a triunfar en el municipio. Pero es obvio que, a diferencia de Chon, al menos hace el trabajo necesario.

Quien de plano ha tenido presencia casi permanente en esta ciudad es Silvano Aureoles, quien desde que asumió la diputación federal, hace casi 3 años, comenzó su campaña para la gubernatura.

No sólo es la excesiva exposición en medios, con cualquier pretexto, sino sus reuniones con grupos políticos de interés en la región, con quienes ha construido una estructura.

Además, Silvano tiene un grupo político consolidado en Zitácuaro, que hace presencia por él, en su ausencia. A pesar de la existencia de “tribus” que no simpatizan con su corriente, es claro que el diputado con licencia controla el PRD local. El partido hace lo que él le ordena.

Es claro que Aureoles se presenta como el redentor de Michoacán. Su experiencia en estos 3 años, cuando jugó en las “grandes ligas” de la política nacional y negoció directamente con el presidente Peña Nieto, a quien considera su amigo.

Pero, ¿esto bastará para que los ciudadanos del municipio olviden su paso por la presidencia de Zitácuaro, que saqueó, que endeudó? ¿Será suficiente para perdonar que nos traicionó y dejarnos engañar de nuevo? Él cree que sí. Pero la respuesta estará en las urnas.

Proceso en Marcha

Por cierto, el proceso electoral ya entró en la fase de registro de candidatos ante los órganos electorales, que es la etapa previa al arranque –ahora sí- de las campañas. Este martes, precisamente Silvano Aureoles fue el primer candidato en acudir ante el IEM (Instituto Electoral de Michoacán).

Silvano presentó documentación como candidato del PRD. Sin embargo, en los próximos días lo hará como abanderado del PT, con el que ya amarró acuerdo. Inclusive, la “precandidata” de este partido, Selene Vázquez, ya declinó su aspiración, con lo que le abrió la puerta a Aureoles.

Pero no será todo. Anuncio que hay pláticas con los partidos Humanista, Encuentro Social y lo que queda de Nueva Alianza. Los dos primeros son nuevos y se “colgarán” de Aureoles para mantener su registro. Silvano, a su vez, los utilizará para poder presumir que es candidato de muchas organizaciones y aparentar más fuerza.

Sin embargo, la piedra en el zapato del candidato perredista será el partido de Andrés Manuel López Obrador, Morena. No sólo no se aliará con Silvano, sino que le restará votos de la izquierda. ¿Serán muchos o pocos? Quien sabe, pero en un escenario de resultados electorales cerrados serán significativos.

Los demás candidatos a gobernador deberán de registrarse en los próximos días. El plazo para este trámite –que abrió el 11 de marzo- vence el miércoles de la próxima semana; es decir, el día 25.

Asimismo, el próximo domingo 22 inicia el registro para candidatos a diputados federales y termina el 29; los legisladores locales y alcaldes deberán presentar su solicitud ante los organismos electorales del 26 de marzo al 9 de abril.

El día 30 de marzo inician las campañas para diputados federales. Los candidatos a gobernador comenzarán el 5 de abril y los aspirantes a alcaldes y legisladores locales arrancarán el 20 del próximo mes. Así es que sí, ya está el proceso electoral en marcha…

Feria y mal Clima

Definitivamente, la inesperada lluvia del pasado fin de semana arruinó la ya de por sí desairada feria de Juan Carlos Campos Ponce. Por más que el alcalde se esfuerce por querer ocultarlo, con boletines que afirman que a pesar del mal tiempo todo ha sido un éxito, lo cierto es que esto ha sido la puntilla.

El pasado sábado, la lluvia provocó que la lona que cubre el palenque se colgara peligrosamente en varios puntos, por el peso del agua. Inclusive un poste de metal que sostenía una parte de esta techumbre se cayó.

La estructura se notaba frágil, ya que no está hecha para soportar la lluvia, porque nunca se pensó que pudiera haber una tormenta como la que cayó, en estas fechas. A pesar de que representaba un riesgo, la función del palenque continuó.

El mismo sábado y el domingo, todo el día, la lluvia continuó. Afortunadamente no ocurrió nada en el palenque. Por suerte no hubo problemas que lamentar. Sin embargo, sí fue irresponsable exponer a los asistentes al riesgo.

Los stands de la feria tampoco están hechos para soportar la lluvia. Y los artesanos fueron quienes sufrieron las consecuencias, porque sus prendas se mojaron. De por sí la venta ha estado baja, por la poca asistencia de gente, y con esto, peor.

Por otro lado, el desfile “de primavera” se canceló. Ya se esperaba, porque en el pasado con menos lluvia se había suspendido cualquier actividad. Lo malo es que la decisión se tomó de último momento y nuevamente no se avisó a todos a tiempo.

Algunos carros alegóricos estaban listos para participar en el desfile y quedaron ahí, bajo la lluvia, en espera de una actividad que nunca llegó. Igual sucedió con los contingentes invitados, que llegaron a la ciudad para nada…

Comments

comentarios