Irrumpe Slade en los Setentas con su Tema Cum on Feel The Noise

Julio Antonio Rojas Rodríguez*Tenía yo como unos siete años, cursaba el tercero de primaria, pues habìa entrado de cinco años a primero, cuando salió a la luz una canción que marcaría mi gusto por el rock duro o pesado, aquel que se le conocía con ese nombre al rock ruidoso, bueno así le llamaban lo adultos en aquellos famosos setentas la canción se llama Cum On Feel the Noize.

Esta canción fue para mi como un hino de lo que sería un rock agresivo, y eso que apenas tenía siete años, pero que ya me sentía como un gran rockero, como se conocía a los rockeros en ese tiempo.

Se podía decir que exteriormente era un niño un poco tímido, pero en realidad es que siempe he tenido desconfianza de la gente que me rodea, pero una vez entrando en cofianza, era otra cosa, esto lo digo porque no se me crreía ene swe tiempo, y cuando era ya un poco mayor, el que me gustaba la música de rock y el tipo de rock pesado.

Pero volviedo al tema, hace poco volví a escuchar la rola de Cum On Feel the Noize, y fue la que detonó los recuerdos con que empecé esta colaboración y será el tema de la misma, la mítica canción de rock pesado del grupo Slade, que dicho sea de paso, en los ochentas volvió a poner de moda la banda de Quiot Riot, con la que se dio a conocer a nivel mundial.

Pero iniciemos la historia de “Cum On Feel the Noize”,  es una canción de la banda británica Slade que fue lanzada como sencillo un 23 de Febrero del año 1973 y que en Septiembre de ese año fue incuída en el compilado Sladest.

Considerados como una agrupación escencial para el Glam Rock de los 70’s, esta banda de Wolverhampton supo hacer carrera musical gracias a sus agresivas y fiesteras melodías, que siempre traían una que otra sorpresa para su fanaticada.

Además hay que destacar que cada uno de los integrantes ya contaba con una gran experiencia en los escenarios rockeros ya que habían pertenecido a varias bandas que tuvieron un moderado éxito en los 60’s pero con ello lograban tener mas seguridad a la hora de crear canciones y modelar sus discos bajo ese estilo musical tan popular en la década de los 70’s.

Tras romperla con todo gracias a su memorable tercer disco, el recomendado Slayed?, la banda ya había tomado el vuelo suficiente para empezar a hacer amistad con la fama y las extensas giras por todo el mundo.

Con esto, Slade lograba sobresalir dentro del género Glam por sus potentes canciones y una puesta en escena que era de alta calidad a la hora de tocar en vivo.

Por ello, inspirados en esa creciente fama, en el cambio rotundo de vida rockera y de pasar a tocar en teatros a llenar estadios, los integrantes de la banda decidieron crear una pieza rockera en homenaje a los fans y quizás a ellos mismos también.

Los encargados de escribir esa canción fueron el bajista y violinista Jim Lea y el guitarrista Noddy Holder. Este último, declaró años despues en su autobiografía que la canción trataba de recrear y describir las sensaciones mágicas que tenían en cada concierto, donde hasta los gritos y el extásis del público eran el premio a tanto esfuerzo por lograr la tan anhelada fama.

“Recuerdo que cuando tocabamos en cualquier escenario, la gente cantaba tan fuerte nuestras canciones que no podía oír mi voz al cantar” comentaría el guitarrista en su libro. Además señaló que originalmente esta canción se llamaba “Cum on Hear the Noize”, pero tras ensayarla y sentir su potencia, fue Jim Lea quien decidió cambiar ese título por el que quedaría de forma definitiva.

Siguiendo en el tema de la temática de la canción, en el año 1986 el guitarrista Dave Hill comentó en una conferencia con un club de fans que esta “canción se basó en nuesto público y las cosas que estaban ocurriendo entre nosotros. Estaba sólo basada en nuestras duras experiencias”.

“Cum On Feel the Noize” fue grabada bajo la producción del gran Chas Chandler, que en ese entonces ya era parte de la historia del rock no sólo por escribir emblemáticas canciones en los 60’s sino que por ser el productor y manager de Jimi Hendrix, y por ser de vital ayuda para que el zurdo guitarrista tuviera buena recepción en tierras británicas.

Por ello y bajo ese curriculum, para la banda era un sitial de aprendizaje trabajar con este productor que tenía en mente buenas ideas para que la banda la rompiera en los charts. Por algo era su manager y productor…

Con un improvisado “Baby Baby Baby”, que años después los mismos integrantes de la banda señalarían que fue producto de un error de Holder ya que sólo era la prueba del micrófono antes de entrar a depurar las cintas, la canción empieza con una energía típica de los hits de esta gran banda.

Con una sólida base de guitarras ligadas con efectivos riffs, esta canción toma de inmediato un tono festivo a la hora de escuchar el coro, el cuál embona de manera perfecta para que el público quede festivo en los conciertos. En esa parte está la fórmula de esta canción: Un coro pegadizo y una energía rockera de alta calidad.

Una vez que el sencillo tocó los estantes de las disqueras de todo el Reino Unido, ya los gerentes del sello discográfico de la banda se frotaban las manos con felicidad extrema porque tenían casi medio millón de pedidos por adelantado.

Pero eso no sería todo, ya que en menos de 3 semanas, el sencillo ya había vendido otras 500 mil copias, y con ello logró llegar al puesto #1 del UK Singles charts. donde se mantuvo por 12 semanas.

Distinta fue la suerte en tierras estadounidense, donde Slade no lograba sacar puntos de visita. Solo llegó al puesto #98 del Billboard Hot 100, pero igual logró ser influencia para algunas bandas locales.

Un ejemplo fue la banda neoyorkina Kiss, quienes inspirados en la energía y el coro de esta rola escribieron su legendaria y poderosa “Rock and Roll All Nite”, otro himno rockero de alta calidad.

Pero la revancha de la canción en tierras norteamericanas vendría en el año 1983, pero en las voces de la banda local Quiet Riot, quienes en ese entonces pasaban por una mala racha musical desde 1975 sin tener un hit potente, y que decidieron poner esta canción dentro de su Metal Health (que tiene el record de ser el primer disco de Heavy Metal en llegar a la cima en las listas estadounidenses).

Su renovada versión fue todo un éxito en Estados Unidos, llegando al puesto #5 del Billboard Hot 100, y todo gracias a una humorada, ya que la banda odiaba el tono de esta canción y simplemente la incluyeron en su disco como relleno.

Finalmente los productores quedaron a gusto con la nueva versión hecha por la banda y con eso hicieron historia en los 80’s y de paso revivieron las canciones y el catálogo esta gran banda llamada Slade.

Una canción para mover las melenas hasta el suelo. Glam de calidad, Rock de verdad…

Comments

comentarios