¿De Verdad le Preocupan a Campos los Comerciantes?

Ricardo Rojas Rodríguez*Zitácuaro.- Hipócrita, como mínimo, puede considerarse la postura del alcalde Juan Carlos Campos Ponce al lanzarse a la “defensa” de los pequeños comerciantes de Zitácuaro en contra de la amenaza que representa la apertura de la tienda Chedraui, en el centro de la ciudad.

¿De verdad le preocupan al presidente los comerciantes? ¿Si, desde cuándo? Es claro el objetivo de obtener una ganancia político-electoral, en la próxima contienda, en la que aspira a ser candidato.

Por ello ahora sí se presenta como paladín de los pequeños y medianos comerciantes de Zitácuaro. Pero la postura, como señalábamos al principio de esta entrega, no puede ser más hipócrita al venir de una autoridad que a lo largo de su gestión ha hecho poco o nada por ayudar a este sector económico.

La situación del comercio en el municipio ha sido crítica. En los últimos años, la crisis ha pegado fuerte, la baja de las ventas ha obligado a muchos a cerrar sus puertas; otros, la mayoría, sobre vive con muchos trabajos.

Y nunca, en los últimos 3 años, el presidente –que, obviamente conoce de la situación- ha implementado algún programa o acción para apoyar el comercio, impulsar la venta y/o el consumo.

En cambio, como ya lo informamos en una anterior entrega, recortó 75% el presupuesto para Fomento Económico, recurso con el que se pudiera haber financiado una campaña para apoyar a los comerciantes, que hoy sufren por la crisis.

Peor aún ha sido la política de terrorismo que ha implementado la presidencia para tratar de cobrar tarifas ilegales por concepto de la renovación de la licencia municipal. El arrancarle a los pequeños comerciantes al menos 200 pesos ha llevado a Campos Ponce a amenazar a los vendedores con cerrarles sus negocios.

Así que es claro que en lugar de darles, les ha quitado, los pisotea, los ningunea. Por eso no puede ser más falsa la postura de redentor que ha adoptado en la última semana. Lo malo es que es un engaño en el que muchos de los comerciantes han caído.

¿Cómo va a impedir Campos Ponce que Chedraui abra sus puertas? Su defensa se ha centrado en modificar un reglamento de mercado que no se aplica, que es obsoleto, que se viola constantemente.

Se trata de dar “atole con el dedo” a los posibles afectados. El reglamento de mercados no se aplica, porque de hacerlo varios locatarios serían despojados de sus puestos, porque violan lo referente al manejo, prohibición de venta y subarrendamiento.

Tampoco se debería de permitir la ocupación del espacio público, por violar medidas y horarios. Es decir, el reglamento atenta contra intereses creados. Y por ello, las autoridades se hacen “de la vista gorda” y no lo aplican. ¿Deberemos creer, entonces, que se obligará a la tienda a respetar el ordenamiento? ¿Es broma?

Si es verdad que Chedraui decidió instalarse en el centro de la ciudad (porque ni siquiera ha presentado solicitud al Ayuntamiento), lo hará sin duda. No sería la primera vez que una comunidad o un grupo de comerciantes se opone a que la empresa abra sus puertas en determinada comunidad.

Por el contrario, los ejemplos abundan. Y, ¿sabe usted cuántas veces ha perdido la empresa la batalla contra sus opositores? Ninguna. En Xochimilco, Distrito Federal, hubo un movimiento en contra de Chedraui, en marzo de 2013, que fracasó.

En Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca, en diciembre de 2013, locatarios del mercado se manifestaron contra la tienda, porque anunció su instalación enfrente (como aquí). No tuvieron éxito.

Vecinos de Lomas de Bellavista en Atizapán de Zaragoza, se manifestaron en 2012 contra la apertura de un Chedraui Selecto, porque devaluaría el precio de sus viviendas. No lograron evitarla.

Esto lo sabe el presidente municipal de Zitácuaro, pero no lo dice. Claro que le interesa que la tienda abra y le pague por los permisos y licencias, así como algunos cobros “por debajo del agua”.

Campos Ponce va de salida. Está seguro de que su partido lo hará candidato, a pesar de todo lo negativo que se sabe de su administración, que ya comienza a preparar sus maletas. Y por eso engaña a los comerciantes. No busca apoyar, no quiere justicia, sino votos. Mal…

O Silvano o “La Chingada”

El secretario general del PRD en el estado, Pascual Sigala Páez, estuvo en una reunión con perredistas de Zitácuaro, esta semana, para hacerles saber que apoyar a Silvano Aureoles no es una opción, sino una obligación.

Se los dijo con estas palabras, para que no hubiera duda: “Si no nos unimos, ya nos llevó la chingada”. Añadió que si Silvano Aureoles no gana la gubernatura, se enfrentarían a “6 años malísimos”, en los que “ya valimos madre” porque, obviamente, tendrían que sobrevivir fuera del presupuesto.

Lo curioso de ello es que, a pesar de que Pascual Sigala es compadre de Silvano y ha sido su operador político, actualmente se desempeña como secretario general del PRD, como ya mencionamos.

Con esa investidura no tendría que venir a exigir a los perredistas que apoyen la candidatura de Aureoles Conejo, porque se supone que su postura debería de ser neutral; es decir, no inclinarse a favor de ninguno de los aspirantes. Pero ya ven cómo se las gastan los silvanistas.

Así, sin guardar las formas, no dudó en alabar a Silvano, al decir que es el único personaje que ha puesto en alto al PRD, y alabó el apoyo que el diputado por Zitácuaro dio a las reformas impulsadas por el presidente de la República.

Hay que ir con Silvano sin dudar, enfatizaba Sigala, quien insistía que había que luchar porque no hubiera elección interna; es decir, hacer a un lado a los demás aspirantes a la candidatura a la gubernatura y ungir a Aureoles por dedazo, como en los mejores tiempos del PRI.

Así de desesperados están los silvanistas de asegurar la candidatura, primero, y luego comerse el pastel de la gubernatura de Michoacán. Por eso, el mensaje es tan claro. O Silvano o “ya nos llevó la chingada”…

Comments

comentarios