Prevén Mayor Migración de Monarcas Para la Próxima Temporada

Zitácuaro.- El número de mariposas monarca que emigre a México la próxima temporada será el mayor desde 2011, previó Orley R. “Chip” Taylor, fundador y director del programa Monarch Watch, de la Universidad de Kansas.

Las predicciones del científico, profesor de ecología y biología evolutiva de la mencionada universidad, se basan en informes de avistamientos de huevecillos de mariposas en todo el Medio Oeste de Estados Unidos.

En un informe enviado a este medio, que colabora con el programa desde el Oriente de Michoacán, se indica que el número de avistamientos de huevecillos se ha incrementado en las últimas se manas. Ha sido “un montón”, señala Chip.

Apunta que se tienen identificadas probabilidades de buena migración desde las Dakotas a Michigan, que es desde donde se origina el 90% de las monarcas que llegan a México. Será mejor que cualquier temporada, desde 2011.

Orley Taylor indicó que si bien en 2014 se tuvo una mejor población de mariposas en México, porque las condiciones climáticas fueron mejor, no fue tan elevada como se esperaba. Sin embargo, reiteró que los datos de esta temporada son muy alentadores.

Explicó que la migración estará integrada por los huevecillos puestos entre el 20 de julio y el 7 de agosto; esto, porque las mariposas que nazcan de ellos serán la Generación Matusalén, que comienza la migración desde finales de agosto, hasta principios de octubre.

Dijo además el científico que este buen pronóstico está alentado por el cálculo climático que sugiere que las temperaturas serán favorables para el desarrollo de la generación migratoria.

Recalcó que si sus pronósticos son precisos, calcula que la superficie de mariposas monarcas en los santuarios de México cubrirá una superficie de 1.08 a 2.03 hectáreas. Esto significaría un número mayor que la del año pasado, que en total fue de 1.13 hectáreas, y de la de 2013, que fue de 0.67 hectáreas.

Chip Taylor comentó que la meta a cubrir del grupo Monarch Watch será de 4 hectáreas, en los próximos años. Esto significaría un número suficiente de mariposas para sobrevivir en caso de que se registren tormentas de inviernos catastróficos, como los ocurridos en enero de 2002 y febrero de 2004.

Comments

comentarios