Incumplió Campos con Desarrollar a Zitácuaro

Ricardo Rojas Rodríguez*Zitácuaro.- Al término de su administración, las expectativas de desarrollo para Zitácuaro que generó Juan Carlos Campos Ponce al arribo a la presidencia municipal quedaron incumplidas. Hoy hay un generalizado sentimiento de molestia sobre la forma en la que se condujo el Ayuntamiento en los 3 años y casi 8 meses de su gestión.

No hay una obra, acción o programa que caracterice este gobierno. Los problemas en Zitácuaro son iguales o mayores que cuando arribó al poder: inseguridad, desempleo, marginación, ambulantaje, falta de infraestructura en gran parte de la zona urbana y medio rural, así como carencias en materia educativa y de salud.

En algunos casos, como el ambulantaje, hace 8 años en la administración de Leopoldo Martínez, se hizo un padrón de los vendedores que ocupaban las calles y se hablaba de 800. Ahora, sólo en el centro se contabilizan mil 200. En todo el municipio se dice que son 3 mil, de acuerdo a cifras de la oficina de Servicios Públicos.

Los programas sociales significaron sólo un Mejoral para el cáncer que es la pobreza y marginación. En su mayoría, se trató de acciones estatales y federales, como las despensas para los adultos mayores y la Cruzada Contra el Hambre, que no mejoraron la situación de miles de zitacuarenses, en su mayoría, indígenas.

El Ayuntamiento hizo poco o prácticamente nada para combatir la pobreza  la marginación. Esta administración, de la que el alcalde está orgulloso (claro, no podía ser de otra forma), ha sido todo un fracaso.

Respecto al empleo, la Dirección de Fomento Económico impulsó créditos para microemprendedores, con apoyo del gobierno estatal. Se realizó un programa que quedó corto, dado lo limitado del presupuesto que el municipio destinó a ello:

Durante los primeros años, alrededor 2 millones de pesos, que en 2014 fueron recortados a la mitad. En este 2015 no se destinaron nuevos recursos para créditos, la presidencia simplemente se limitó a entregar lo que quedaron pendientes del año pasado.

Un gran impulso a la creación de empleo sería la apertura de dos empresas que el alcalde anunció el año pasado: una fábrica de lámparas y una procesadora de productos agropecuarios. Juntas generarían hasta mil fuentes de trabajo.

Para ello, el Ayuntamiento dio en comodato el terreno de 4 millones que se había comprado para el nuevo panteón y daría otro predio cerca del Parque Industrial. Al final, la promesa se desdibujó y ninguna de las dos empresas se instaló. El cabildo recuperó el predio, en el que ya no hay planes para su utilización.

Al final todo fue un engaño. Lo de las fábricas que crearían cientos de empleos sólo sirvió de material para que el alcalde llenada planas de periódicos, pagadas con el erario municipal, para presumir “sus logros”. Logros que nunca han existido, más que en los boletines oficiales y en la imaginación de Campos.

En materia de obras, las más importantes acciones prometidas serían la construcción de un nuevo mercado para reubicar el ambulantaje, la construcción del nuevo panteón, el teatro Juárez y un Centro Cultural, en los terrenos de la antigua estación del ferrocarril.

Ninguna de ellas se ha concluido. Del teatro, se aceleran los trabajos para que Campos Ponce pueda inaugurarlo antes de irse. Sin embargo, el alcalde electo, Carlos Herrera, ingeniero de profesión, afirmó que harán falta 3 meses para terminar bien la obra. Es decir, si se pone en marcha será con instalaciones inconclusas.

Del nuevo mercado, se compraría un terreno enfrente de la Central Camionera. Actualmente, ese predio está invadido por “paracaidistas” y del proyecto ya no se habla nada. Tampoco se hizo el panteón, a pesar de que el actual ya está lleno al 100%.

En la zona urbana, las obras más destacadas fueron repavimentaciones de calles del primer y segundo cuadro que no requerían rehabilitación urgente. Ahí se han invertido decenas de millones de pesos, mientras que en las orillas de la ciudad hay decenas de calles sin pavimentar y la carretera a Aputzio de Juárez está en malas condiciones.

Aunque a la zona rural se le han destinado recursos a cada tenencia, los habitantes se quejan de que las obras programadas no se realizan. A finales del año pasado, inclusive, habitantes de la tenencia de Ignacio López Rayón tomaron la alcaldía porque denunciaron que la inversión que se les asignó no se aplicó.

El director de Obras Públicas, Joaquín Campos, fue cuestionado porque no es ingeniero ni arquitecto, sino que sólo cuenta con estudios de abogado. Sin embargo, es dueño de una empresa constructora que, acusan regidores de oposición, ha facturado gran parte del material que se aplica en las calles.

Juan Carlos Campos afirma que no dejará deudas a su sucesor. Sin embargo, la cuenta pública del segundo trimestre del año señala que se deben alrededor de 30 millones de pesos a corto plazo y que 5 millones más deberán ser pagados a largo plazo.

De estos 30 millones, 20 corresponden a impuestos retenidos y no pagados, y cuotas al ISSSTE que se descontaron a trabajadores y no se han pagado a la institución que proporciona el servicio médico a los empleados municipales.

Las cuentas públicas, aunque han sido aprobadas en el cabildo, por mayoría, el titular de la Comisión de Hacienda, el síndico Fernando Terán, ha señalado que ellos no pueden ser responsable del manejo del recurso.

En los dictámenes que esta comisión hace, cada tres meses, recalca el incremento de la deuda a corto plazo, y establece que la información financiera está incompleta, porque no se proporcionan datos sobre el manejo de bancos y las conciliaciones bancarias. Tampoco se incluye la plantilla de personal y la cuenta del Sistema de Agua Potable.

La forma en la que son tratados en las diferentes oficinas municipales, en donde no se les da respuesta ni solución a sus problemas, mantiene molestos a diversos sectores sociales.

Entre ellos, los comerciantes establecidos, a quienes se les obliga a pagar por el refrendo de la licencia municipal, en contra de lo que dice la ley, bajo la amenaza de cargarles multas y cerrarles sus negocios. La Cámara de Comercio ha luchado en contra de esta situación, pero no ha tenido respuesta del Ayuntamiento.

Los locatarios del mercado principal también tienen juicios en contra del Ayuntamiento, por la violación del reglamento que impedía la instalación de Chedraui, en el centro de la ciudad. Sin embargo, la presidencia le dio la licencia y, con la fuerza pública, ayudó a la empresa a abrir sus puertas.

El pasado mes de junio, un grupo de ciudadanos organizó un juicio político en contra del alcalde, en el Jardín Constitución, el veredicto popular fue que era culpable de enriquecimiento inexplicable y de corrupción.

Así, con constantes manifestaciones de inconformidad en los medios de comunicación y en las redes sociales, concluirá la administración de Juan Carlos Campos Ponce.

El alcalde, en una entrevista de radio, comentó que regresará en el 2018, que piensa volver a postularse, porque le quedó mucho trabajo pendiente, sin hacer. O es eso o que se ha convertido en todo un sinvergüenza. ¿Cuál elige usted?

Las Puntadas de Silvano

Como si anduviera en campaña y no a punto de tomar las riendas de un estado lleno de problemas y deudas, Silvano Aureoles se aventó la puntada de escribirle una carta a Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), en donde lo invita a formar un gobierno de coalición.

Es decir, le pide olvidar los problemas del pasado y “poner en primer lugar el bienestar del pueblo”. Demagogia cuya finalidad más bien parece una estrategia electoral. Es decir, como si Silvano tuviera puesta su mirada en la elección del 2018, para la presidencia de México.

Los temas, la preocupación de Silvano debería de estar puesta en los 33 mil millones de deuda que va a heredar. Al respecto, dice que tal endeudamiento “es manejable”. También en la creciente inseguridad y la falta de una estrategia efectiva para contenerla.

Eso es lo que los michoacanos que votaron por Aureoles Conejo aguardan con esperanza. Que saque a Michoacán del hoyo, que trabaje, que dé resultados, en lugar de cartas y declaraciones meramente mediáticas, que no sirven de nada.

Por supuesto, Andrés Manuel López Obrador rechazó la invitación, de forma contundente. No podría ser de otra forma, si quería ser congruente. Le recordó a Silvano que no hacía alianzas con él, porque es parte de la “mafia del poder”. Que, más que aliarse con Peña Nieto, como diputado fue “achichincle” de Manlio Fabio Beltrones…

Posdata: Alguna madrugada tu deseo me rescatará del olvido al que me has condenado. Tu memoria, que es como tu segunda piel, intentará sentir los recuerdos que guardas de mí. Y soñarás conmigo, como sueña la marea con la Luna.

Comments

comentarios