Aplazó IMSS Michoacán Operación por Fiestas Decembrinas y Muere Paciente

Morelia.- “Cuando llegamos aquí, el doctor que la recibió, la recibió bien. La atendió y dijo que efectivamente era una urgencia lo que se tenía que hacer”, comentó Ricardo Paz, quien asegura que su esposa murió por un caso de negligencia en el Hospital Regional Número 1 del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS) en Charo, Michoacán.

De acuerdo con su reconstrucción de los acontecimientos, Norma García Camacho, de 36 años, fue canalizada el día 28 de diciembre del 2015 desde Hospital Civil de Morelia al nosocomio del IMSS ubicado en Charo con un caso de tumor y derrame cerebral.

Hizo hincapié en que, aunque en este último hospital se les confirmó que la paciente requería una operación de emergencia, el procedimiento se programó para una semana después y finalmente no fue ejecutado porque se interpuso la muerte cerebral y defunción de la paciente.

“Mis hijos se quedaron ya sin madre. Tengo dos hijos, uno de nueve y uno de trece”, lamentó afuera del nosocomio y rodeado de familiares.

Según expuso, en un primer momento las autoridades responsables planearon posponer la operación hasta el primer lunes del año 2016: “Nada más la sedaron y la tuvieron en espera. Al siguiente día que el doctor la revisó dijo que no podía operar porque se atravesaban días festivos y fin de semana, que la iban a programar hasta el lunes próximo”.

Agregó que, luego de que se presentaron complicaciones en la salud de la paciente, la operación se reprogramó para el miércoles 30 de diciembre por la mañana pero no llegó a realizarse: “El miércoles cuando vino otra vez el doctor dijo que ya no se podía operar porque había entrado en muerte cerebral. Entonces estuvo desde el lunes ella con un escrito de que tenía que operarse y no se operó”.

Puntualizó que fue el día primero de enero a las 6 horas y 26 minutos de la mañana, cuando Norma García Camacho falleció.

– Otro doctor nos comentó: den vida a otras vidas con esta vida que se acaba de ir, con la donación de órganos -dijo una de las familiares.

– A nosotros sí se nos hizo egoísta de su parte que no la hayan querido atender, y la verdad nosotros por el motivo de cómo nos sentíamos no nos decidimos a donar los órganos -agregó Ricardo Paz.

– Decían que tenía el uno por ciento de posibilidad de vivir. Pero, ¿por qué le quitaron ese uno por ciento de posibilidad de vivir? Total, si la hubieran operado y hubiera muerto, las cosas se hubieran dado de diferente manera -expresó otra de las familiares.

Finalmente, Paz expuso un documento correspondiente a una denuncia interpuesta ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), sobre la cual espera un proceso largo de seguimiento que dé con los responsables del presunto caso de negligencia y que él identifica como el área de cirugías.

Comments

comentarios