Amaga Alcalde con dar de Baja a Policías, Luego de Manifestación

Zitácuaro.- Con dar de baja a 78 elementos del Mando Unificado de Zitácuaro, que no han pasado los exámenes de control de confianza, amagó el alcalde Juan Carlos Campos Ponce, luego de la manifestación en su contra que realizaron los policías, en la que reclamaron transparencia en el recuso que se les destina.

Incluso, dejó entrever que la manifestación había sido promovida por el titular del Mando Unificado en Zitácuaro, Raymundo Ramos Martínez -con quien el alcalde tiene fricciones desde hacer varias semanas-, y a “altos mandos”.

Campos Ponce acudió, la tarde-noche del miércoles, a las instalaciones de la policía, a encabezar un acto de entrega de uniformes. Pero no sabía que los elementos le tenían preparara la recepción “especial”.

Al momento en el que hizo uso del micrófono, algunos elementos sacaron cartulinas en las que reclamaban el pago de bonos mensuales, que se han suspendido. También abastecimiento de gasolina, que se les ha restringido y que obliga a parar patrullas.

De hecho, también reclamaron compostura de las unidades, pues por su mal estado no pueden ser utilizadas. Una de las exigencias en la que pusieron más énfasis, fue la entrega del terreno para la construcción del fraccionamiento de los elementos policíacos. Esta fue una promesa del alcalde desde el 2012 y que no se ha cumplido.

Campos Ponce reaccionó con reproches y reclamos. Dijo que el mando unificado no ha servido. Que los crímenes, en lugar de disminuir, han aumentado. Apuntó que cuando él se hacía cargo de la policía, la corporación trabajaba mejor.

Asimismo, apuntó que aunque se decía que las 113 policías de Michoacán estaban vinculadas con el crimen organizado, la de Zitácuaro no. A esto, un elemento le interrumpió y le dijo que sí, pero que no se dijo nada, porque temían represalias.

El alcalde le preguntó su fecha de ingreso. Le contestó que en el 2008. Entonces aceptó que quizá ese policía tenía elementos para poder hablar. Pero dijo que, de su parte nunca hubo represalias por nada.

También habló de los 78 policías, “incluidos mandos” que no han pasado exámenes de control de confianza. Dijo que él tenía la facultad de darlos de baja, y dejó entrever que podría realizarlo.

Del terreno, dijo que se han pagado 5 millones 660 mil pesos y que el próximo año se liquidará el faltante, hasta sumar alrededor de 10 millones. Pero respondió que no sabe a quién se le entregará.

Finalmente, el alcalde se retiró, sin entregar los uniformes ni dar respuesta a los planteamientos. Los elementos indicaron que continuarán la presión y de no atender sus demandas tomarán otras medidas.

El titular del mando unificado se deslindó de los señalamientos del alcalde y dijo que la inconformidad de los elementos es producto de la falta de atención a los compromisos hechos, pero que él se mantendría al margen del asunto.

Comments

comentarios