Desvirtúan Corruptelas de Policías Programas Como el Alcoholímetro: CEDH

Zitácuaro.- La prepotencia de los elementos policíacos y las corruptelas en las que suelen incurrir, desvirtúan programas de beneficio social, como el del alcoholímetro, recientemente instaurado en Zitácuaro.

Así lo reconoció el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Víctor Manuel Serrato Lozano, quien reprobó este tipo de conductas de las corporaciones policíacas.

Entrevistado a propósito de las quejas por la forma en la que se comenzó a aplicarse el programa Conduce sin Alcohol, Serrato aceptó que las policías tienen autoridad para llevar a cabo los operativos de prevención que consideren pertinente.

Por ello, consideró que la aplicación del alcoholímetro, como detector del estado de embriaguez de los conductores es legal y no viola ninguna norma. Por el contrario, la intención es positiva, porque se trata de evitar que se provoquen accidentes y daños por parte de choferes alcoholizados.

Sin embargo, dijo que el problema es cuando los elementos policíacos, al aplicar este tipo de operativos cometen abusos, excesos y caen en actos de corruptelas en contra de los ciudadanos.

Por ejemplo, dijo que algunas de las cosas que se hacen son exigir cobros indebidos a quienes cometen la infracción de conducir en estado de ebriedad. Esto es lo que no se debe de hacer.

El ombudsman michoacano señaló que, en el caso de Zitácuaro, ya se tienen dos quejas presentadas en la Visitaduría Regional de la CEDH por violación a los derechos humanos de policías, por el programa Conduce sin Alcohol, que apenas inició el pasado 24 de marzo.

Lo anterior, reafirmó, provoca que este tipo de operativos, que deben de ser positivos para la población, sean repudiados por los propios ciudadanos, y es una conducta que en la CEDH reprobamos.

Comments

comentarios